Días Grises




La lluvia golea con fuerza la ventana, y las ramas de los árboles
se mecen impulsados por un viento furioso, enfadado sueltas llantos,
que se oyen desde lejos y que por momentos atemorizan.


Lluvia que recorre las callejuelas, uniendose en riachuelos,
que van buscando su camino, recorriendo calles mojadas y frías
hasta llegar a su destino.


Días grises, que hacen que sientas un peso encima de tu hombro,
que no invitan a disfrutar, que ahondan en tu cuerpo, que hacen que el
alma no se sienta bien e intente buscar refugio lejos. Lejos del ruido y del atardecer frío y oscuro.

Lluvia que no cesa ahí fuera, que deja una canción continua,
un murmullo constante y una sensación única. Gota a gota sientes, como va desprendiendose el agua, como va llenando todo de vida, como va formando parte de todo.

Días grises, días tristes...

No hay comentarios: