Susurros del Alma


Te siento susurrar, ahí adentro como una bella melodía,
suave, tranquila y armoniosa cuando todo va bien,
cuando no te aturde nada, cuando el compás es perfecto,
como una obra maestra, sin ninguna nota desafinada,
con el ritmo perfecto.

Te siento correr, explotar, galopar, cuando te sientes indefensa,
cuando sientes dolor, soledad o miedo.
Pero sigue habiendo ritmo, un ritmo frenético, que atormenta.
Sonidos profundos, quejidos del alma, cuando se siente en soledad.


A veces, no percibo tus susurros, aquí fuera hay mucho ruído
y tú eres pequeñita en forma, aunque inmensa en esencia.
Acostumbrada a susurrar, no te gusta gritar, aunque a veces lo haces,
¿pobre alma que no es escuchada? que por momentos es callada,
sin contemplación, sin medida.


Eres incansable, sincera, emanando día a día susurros de bondad
y serenidad. Así es mi alma, llena de gratitud constante,
sin reproches con su dueña,
susurrando sin descanso, suave, delicada...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Vaya pasada yoha, emocionas mucho cuand escribes, te van a denunciar el blog por provocar el llanto!!!. besos preciosaaaa!!!