Ciruelas y Playa

Foto: JKARIM[

Olor a ciruelas en la playa,
llegaba agotada y me tiraba
junto a ti en tu toalla,
que por aquel entonces,
me parecía inmensa.

Empapada por el salitre y con el
pelo alborotado,
llegaba la hora de mi merienda.
Ese bocadillo echo con cariño,
cuyos ingredientes ten daban
lo mismo, porque aquello
sabia fenomenal, de cualquier manera.
Esas tardes de verano, llenas de sol
y juegos divertidos, llenos de arrumacos
y miradas complices.

Aquel regalo inesperado, un inmenso lazo
color azul cielo, decorado con lunares
sevillanos color nube.
Un flotador muy chic, para una niña
de apenas 9 años.

Olor a ciruelas, que tanto te gustaban,
que hacían de compañeras en los
días de playa. Cuando tú me protegías,
cuando era demasiado pequeña
para entender las cosas de los
mayores, cuando ir a la playa
era toda una aventura, ir a la compra
contigo era sentirse un poco más
mayor, y donde los veranos eran eternos
y te daba tiempo a aburrirte.

Echo de menos estas cosas,
poder recordarlas contigo,
poder reirnos hablando
de tiempos pasados.


Foto: Gn32





No hay comentarios: