Conversación nostálgica


Noche oscura y silenciosa,
serenidad que impregna todo,
tu recuerdo me visita al anochecer,
cuando el fin del día se hace
presente.

Me inquieto, y el vacío
que noto es inmenso, dolor que hace
que te sientas dimimuta, necesitas
correr para esconderte, para volver
a sentirte segura.

La imagene de tu adios, permanece
en mi mente, en mi corazón,
tan brusco como un vaso se
parte en mil pedazos al
chocar con el suelo,
feroz como las olas
golpean las rocas en un
día de tempestad.

Tu cara, mi última imagen retenida...
Amor frío, se siente el hielo del pensamiento
de tu ausencia de tu marcha.
Anhelos, y deseos imposibles que ya nunca
se harán realidad.

Gotas amargas asoman por mis ojos,
se dejan caer, dolorosas, cargadas de amor,
cargadas de nostalgia de recuerdos
inolvidables.

Momentos de flaqueza, de diálogo con
mi alma, conversaciones constantes
con mi más sincero interior, con lo
profundo de mi ser, con mis debilidades,
mis necesidades con el amor que te sigo
enviando, y que se pierde en un viento silencioso,
en una bruma pesada y fría que invade momentos
de mi existencia.

No hay comentarios: