Contigo


Ven hacia mi, intenta resguardarte de la oscuridad en mi candil.
Estás fría, y tiemblas por momentos, será mejor que te arrope con esta manta morada que tengo encima de mi sofá, haré que cedan tus susurros que tanto te atormentan.
No temas preciosa, poco a poco tus heridas sanarán, y tan solo la cicatriz será visible para nosotras.

Yo también las echo de menos, yo también extraño sus cosas, su compañía.
Pero, debemos levantarnos poco a poco, y se que este día gris te ha afectado más de la cuenta, te ha traído malos recuerdos y despedidas repentinas.
Igual que hay momentos en los que yo no encuentro consuelo y tu galopar me ayuda a caminar, me impulsa a pensar en positivo a ver la vida en color y no en blanco y negro, hoy, me toca a mi ayudarte a recomponerte.

¡Si supieras cuanto te quiero!! cuanto me gustaría que no sufrieras que no te hicieran daño nunca.
Pero eso, muchas veces escapa de mi dominio. Me encantaría cubrirte con enormes plásticos de burbujas color azul y colocarte entre almohadones de plumas de un blanco inmaculado y dejarte reposar, hasta que la tempestad desaparezca y ya nada pueda afectarte.

Mi misión es cuidarte, aunque se que en muchas ocasiones te causo daños que no mereces, soy una simple humana y me equivoco haciendo que te arriesgues demasiado, hago que des amor a quien no te merece o bondad a quien no lo valora.
Me encanta sentirte en mi ser, formando un duo compaginado y fuerte.

Tengo suerte de tenerte como ALMA.


Autor: Bahman Farzad

No hay comentarios: