Lluvia en mi

Ausencia de caricias, besos y momentos tiernos. La falta del calor que se creía era verdadero y único, vienen a mi mente en los días de lluvia, mientras veo las gotas caer de estos nubarrones grises y que por momentos oscurecen mi mirada.
No falta la fuerza en mi, y la realidad, gran aliada de mi carácter me golpea incesantemente, para que vea las cosas tal como son, y para que mi alma no alce la voz al universo, haciendo que mi ser se estremezca y no sea capaz de despertar de una vida pasada y que ya no existe.

Por momentos, me castigo, me reprocho caer y sentirme mal conmigo misma, no ser capaz de borrar recuerdos, de hacer que mis sentimientos mermen y mi alma descanse libre y sin dolor.

Hoy, está el día gris y por momentos triste, pero no hay en él ganas de luchar por algo que no merece la pena, por alguien que no era lo que se esperaba, pero el tiempo que mi alma ha estado anclada a ese sueño, a esa ilusión inmensa y pura, hace que le cueste caminar en días como éste, en épocas como ésta.

Confío en lo verdadero de mi interior, y creo en el resurgimiento de mi alma, cuido y mimo cada día su recuperación, y escucho atenta sus mandatos, aunque a veces sean dolorosos y tristes, y otros sean ilusionantes y esperanzadores.

Hoy soy todo alma, y mi rostro no refleja otro estado que éste.




Autor: victor gil84

No hay comentarios: