Para este 2012



Como viene siendo costumbre los días previos a finalizar el año y creo que mucha gente que alomejor me lea también lo hace, me pongo a pensar en todo lo acaecido durante este año.
Recuerdo perfectamente el final del anterior.Un año que habia sido en su mayoría feo, con pérdidas importantes, decepciones imprevistas, temores instalados permanentemente en mi vida y recuerdo también la ilusión porque este 2011 fuera mejor, hubiera de alguna manera un cambio de ritmo en mi vida y donde la calma reinara.Puedo decir que este año el que ya se acaba dentro de poco ha sido un año caracterizado por la tranquilidad y la quietud. De alguna manera como cuando un bote flota cerca de la orilla y no es impulsado por ninguna corriente. He podido conocerme mucho más a mi misma e incluso enfrentarme a cosas que pensé no era capaz y he salido a flote airosa. Por eso este 2011 no me ha dejado mal sabor de boca e incluso puedo decir que me da un poco de pena que finalice aunque, también tengo ganas de estrenar el 2012.
Nunca se sabe que depara un año nuevo y siempre hacemos incapié en que sea un año donde todo transcurra de manera positiva, pero muchas veces hay años malos, algo parecido a las añadas en los vinos. La existencia de estos años malos es muy necesaria para poder valorar los que son buenos y darles la importancia que se merecen.
Por eso al terminar un año bueno se siente una especie de miedo a lo desconocido a que el año entrante sea malo y de alguna manera rompa la cadena del año positivo que se terminó.Así que tenemos que cruzar los dedos, recordar todo lo positivo de este 2011 que en mi caso ha sido positivo, lleno de ilusión y de regalos y transmitir todas esas sensaciones para que este 2012 sea si cabe mejor.

Desde Corazón Ausente os deseo un ¡¡Feliz 2012 y que la salud no nos de la espalda!!

Vivencias

Abrazo grande y reconfortante, tan dulce y tan verdadero.
Mirar esos ojos chispeantes y reír con tus ocurrencias.
Coger tus manos pequeñas y gorditas, pasar mis dedos por las marcas de tus palmas.
Mirar tu respiración cuando en lo oscuro del amanecer emprendía mi marcha.
Esperar tus viajes conteniendo las ganas de recibir ese abrazo que hacía días no recibía y disfrutar con los presentes que me traías.
Compartir numerosas noches de sueños y pesadillas.
Aprender de tu experiencia y combatir de la misma manera los golpes de la vida.
Poder ver la televisión con mi pierna apoyada en ti.
Ver el cariño que le dabas a aquel animalillo que formó parte de nuestra familia aunque siempre manifestaras padecer temor por esa clase de animales.
Observar el amor que profesabas a tus hijos y nietos.
Aprender a rezar contigo en las noches antes de posar mi cabecita en la almohada.
Comer picotas en las tardes de verano.
Viajar a la villa para comprar vestidos y zapatos.
Abrazarte para poder sentirme bien.
Estas y muchas otras cosas he realizado contigo y hecho mucho de menos.

Me has enseñado tantas cosas... que por mucho tiempo que yo tenga de vida nunca voy a poder agradecertelas de la manera que se merece.
Ya sabes, mi único pago es seguir queriéndote como siempre lo he hecho.
Hoy, Abuela te he recordado con may0r intensidad que un día cualquiera donde siempre me acompañas.

Ilusión

Foto de: Gabriela Da Costa


El paso de los años conforme te haces mayor corre más deprisa. Parece como que el tiempo ya empieza a escaparse de las manos y ves como aquellos dichos de personas mayores que te sonaban a exageraciones referidas al paso del tiempo tenían mucha razón.



Ya hemos comenzado el último mes de este año 2.011 y cuando menos nos lo esperemos seguramente estaremos ya recibiendo el nuevo año cargando nuestras vidas de buenos deseos y metas a conseguir.

De nuevo pediré salud para este nuevo año como único motor necesario para vivir. Las alegrías, las metas a conseguir o los buenos propósitos venideros ya sucederán a lo largo del año que se estrenará.

Ya hace algunos días que las calles están repletas de lucecitas de colores y los árboles de Navidad caseros nos recuerdan que un época entrañable del año ya está cada vez más cerca.

Nunca dejes que estas fechas en las cuales las familias se reúnen, parece que todo el mundo debe ser un poco más bueno o que los niños se convierten en los grandes protagonistas debido a su inmensa ilusión por las cosas, se tiñan de oscuridad por un mal momento, por una pérdida o por la falta de salud. Tenemos que entre todos hacer un esfuerzo e intentar que estas Navidades sean días en los que los momentos serenos y especiales florezcan.


Yo por mi parte, pondré todo de mi para poder pasar estos días de la mejor manera posible, sin llegar a perder esa gran ilusión que me hacen sentir estas fiestas.

Llena tu casa de colores, dejate perder con los detalles de los adornos y rodéate de la luz de las bombillas de colores que todo lo iluminan.

Desde Corazon Ausente, Os deseamos una ¡¡Feliz Navidad!!

Ángeles

Autor: CoreBurn


Halo que te acompaña, que no puedes tocar, pero si presentir y querer. Fé en algo que no puedes ver, que nadie más presiente más que tú misma, pero que hace que tu corazón lata con fuerza y nunca se sienta solo.

No es ya una cuestión de llevarte en la mente, es que estás presente en mi día a día y aunque parezca mentira me ayuda a seguir a enfrentarme a las cosas que me cuestan. Afronto la vida de distinta manera, con ausencias, pero esas mismas ausencias se han convertido en acompañantes y no recibo una voz que me conteste a mis dudas o preocupaciones, tan solo el sonido del viento es lo que puedo llegar a escuchar pero se que estás ahí, se que me escuchas y lo más importante sé que me ayudas.

A veces, noto este corazón frío, muchas veces tiene momentos en los que está inerte y una sensación de calor me recorre el cuerpo desde los pies hasta la cabeza y de repente ese frío deja de existir. No existe otra explicación, me estás dando tu fuerza y me estás llenando de amor el alma.

Aún sin poder verte, sin poder abrazarte y sin poder besarte te tengo y eso no lo va a cambiar nadie, se que tengo tu ayuda y que por supuesto me guías en mi caminar.

Nunca podré agradecerte tanto todo lo que me ayudas y lo que velas por mi. Recuerda que siempre tienes un hueco en mis sueños visítame de vez en cuando.

Te quiero

La dureza del camino



Con el paso de los años todo cambia y nuestra personalidad también lo hace.Hace no muchos años me dijeron eso de aprenderás a ser más hipócrita, te guardarás más las cosas, pensarás las cosas antes de decirlas y de alguna manera el paso de los años y las experiencias con el resto de las personas, te harán hacerte más fuerte, perder la confianza en los demás y dejar de ser blando. De alguna manera con los golpes vas perdiendo poco a poco la inocencia, la bondad. Y yo me pregunto ¿Se es más listo por hacer estas cosas ya desde un principio?



Convivimos en una sociedad egoísta, materialista y por supuesto falta de conciencia.

Aquí primero se mira por uno mismo, más tarde por uno mismo y luego si acaso vuelvo a pensar en uno mismo.

Nunca he idealizado el mundo pero creo en el "vive y deja vivir". En labrarse un futuro sin tener que meter el puño y dar patadas a diestro y siniestro muchas veces sin necesidad. Cada uno debe desempeñar su papel de la mejor manera posible, pero sin tener porque hacer el mal.



A veces, me veo rodeada de hienas que quieren comer lo que sea, a cualquier precio y quitarme lo que yo tenga, aunque no sea de su propiedad y aunque no les sea de sustento.

De ahí que piense en lo que años atrás personas cercanas me decían. Eso de "tienes que hacerte malo, la vida te hace ser malo". Me parece tan injusto pero tan necesario... Hoy he comprobado que esto de vivir cada día se trata más bien de sobrevivir en una jungla, donde al mínimo despiste otro aprovecha y quiere dejarte a un lado, aunque no consiga nada con ello, tan solo la propia satisfacción de estar por encima.



No me gustaría cambiar, pero veo a lo largo del tiempo pasado, que debo ser prudente y en muchas ocasiones guardarme mis cosas valiosas a buen recaudo. No mostrarlas a todo el mundo, no vaya a ser que les deslumbren y quieran quitármelas.

Siento algo de decepción porque todo tenga que ser así, que las reglas del juego sean de esa manera, pero se que más tarde o más temprano tendré que hacerme a ellos y adaptarme.



Dejaré pequeños botecitos de cristal y guardaré en cada uno de ellos lo poco que me quede de la bondad, de la sinceridad, de la inocencia, de la generosidad, del bien y por lo menos no quedar sin nada de esas cosas tan en desuso actualmente.

Autor: maria (slowly)

Escudos de mi alma

Autor: Claudio Poblete

Intenté durante mucho tiempo proteger mi alma, con almohadones de plumas, luego lo cubrí todo alrededor con plástico de burbujas y con una capa de cojines de terciopelo. Más tarde la rodeé de un alambre de espinas y un muro alto de roca maciza. Lo hacía para no dejar siquiera un hueco una pequeña rendija para que nadie se pudiera colar y traspasar todas las trabas que yo ponía para acceder a mi más preciado tesoro que es mi alma, en pocas palabras mi yo más íntimo toda mi esencia.

Temía nuevos bombardeos que hicieran más heridas en ella o que las batallas pasadas y sufridas volvieran a hacer acto de presencia.
Con un escudo mantenía mi tesoro, pensaba que de esta manera lo mantenía a salvo de todas las cosas que tanto daño le hacían. Pero al mismo tiempo que la protegía de lo malo, la privaba de probar lo nuevo, verdadero y bueno. Pero por alguna extraña razón, aquellos impedimentos, aquellas trabas y escudos que yo había colocado estrategicamente, se fueron disipando y fui poco a poco quitando, paso a paso todo aquello que impedía a todo aquel que quería llegar a mi.
Ese día llegó de forma paulatina y de manera gradual y lo hice con aquella persona que no parecía venir a masacrar mi bien preciado, aquella que por alguna razón que aún no se, quería y quiere cuidar mi alma y protegerla.

Así poco a poco y con paso firme pero lento mi alma fue viviendo de nuevo, recuperando el pulso de todas las batallas perdidas y todas las brechas que alguien en algún momento ocasionó se fueron cerrando. Desde ese momento, mi alma ya sabe de quien protegerse pero ya no necesita nada que la proteja alrededor como escudo, valora más vagar libre y querida con heridas y batallas perdidas pero enriquecida en esencia.

Uno mismo









¿Dónde se encuentran nuestros límites? ¿Hasta que punto pensamos aguantaremos una situación determinada? Realmente, ¿nos conocemos a la perfección? o por el contrario ¿cada nueva prueba de la vida nos hace asombrarnos con nuestras reacciones? ¿Somos objetivos con nosotros mismos, hasta tal punto que somos capaces de creer y tener la suficiente fuerza para valorar todo lo bueno que damos y ver lo malo que tenemos?


¿No os parece que para cada uno es más fácil escuchar las cosas buenas que te puedan decir aquellas personas que te quieren que realmente decirlas de uno mismo?


Muchas veces, me tiene pasado que me describen y no me reconozco. No porque digan cosas malas de mi, que yo no estoy dispuesta a aceptar no, eso forma parte de la autocrítica cuestión, que creo todos y yo incluida debemos trabajar en ella. No, me refiero a las cosas buenas, o los valores que son importantes que tenga una persona y que se ven valoradas por personas que no son tu misma. Me gusta escucharlas ¡Cómo no!, pero y eso ¡Quién no desea escucharlo!.




Yo me sorprendo muchas veces, pero también me alegro de que por lo menos haya gente a mi alrededor que me conozca un poquito y sepa ver una parte de mi.

Todos los días intento conocerme un poco más. Recordar como he afrontado las cosas y luchar porque los obstáculos no me hagan caer demasiado y haciendo que si es así logre levantarme lo más rápido que pueda.


Nunca dejes de creer en ti mismo, intenta hacer las cosas lo mejor posible. ¡¡Vive y deja vivir!!, platéate esta máxima como una filosofía. Mantén a la gente que no te valore fuera de tu vida y fomenta las relaciones verdaderas.

Hoy Corazón Ausente es para ti

Autor: Blythemaniaco



Un bar al lado de una playa muy familiar,la oscuridad estaba presente y era el primer día que te iba a ver.Estaba un poco sorprendida pero espectante ante la idea de saber como eras.

Te levantas para las presentaciones y tiras debido a tu nerviosismo una de las sillas que acompañaban la mesa en la que estabas con más gente. Se notaba la timidez y yo intentaba en todo momento ser simpática y agradable.

Las semanas pasaron y en el tiempo tuvimos ocasión de vernos y charlar de cosas triviales de modos de vida, pensamientos y planes en marcha.

Poco a poco los meses y los años fueron pasando, fiestas, acontecimientos familiares y salidas nocturnas, nos dieron el billete hacia una buena amistad.

El cariño mutuo hizo que las cosas fueran mucho más fáciles y el respeto una seña de identidad entre nosotras.

Vinieron tiempos malos, ausencias que en aquella época parecían quebrar todo el mundo a nuestro alrededor y siempre hubo una llamada, una dedicatoria, un regalo o una carta. De esa manera comenzó todo, apoyándonos en los malos momentos dependiendo de las circunstancias en las que cada una se fue encontrando. Siempre intentando estar al lado, aunque físicamente no se pudiera.

Eres la única a la que la verjuenza no me impide contar lo que sea, así sea la tontería mayor que se pueda una imaginar. Siempre me comprendes y solo tú sabes porque pienso tal o cual cosa y eso nos pasa porque nos conocemos mucho. Yo lo intento pero no lo logro tanto contigo como tú lo haces conmigo. Por eso siempre te estaré agradecida.

Soportas mis arranques porque sabes que no van a más que suben como la espuma pero bajan con gran facilidad y valoras mi sinceridad una de las cualidades que más me caracterizan.

Apoyo, sinceridad, cariño y lealtad, eso podría definir nuestra relación.

Una relación que con el tiempo no se desgasta, se afianza y sus bases enraizan mucho más.

Honrada de ser tu amiga espero para siempre.


Feliz cumpleaños desde corazón ausente.

ARRIBA

¿Por que a veces nos ponemos por encima esa tela de negatividad cuando las cosas no salen como esperamos o cuando las decepciones o los malos momentos hacen mella en nuestra existencia? Es una reacción lógica por nuestra parte ver todo a nuestro alrededor oscuro, esas sensaciones pueden llegar a durar por meses e incluso años y en muchas ocasiones pensamos que nuestro camino se ha detenido, que hemos perdido nuestra brújula y deambulamos sin rumbo y sin tener en mente una meta fija. Nos intentamos adpatar a las circunstancias a veces sin éxito cayendo una y otra vez al barro pero repetidamente nos levantamos sin importarnos en la mayoría de los casos lo sucios que estemos. Sabemos que la vida nos empujará a seguir adelante y ser capaces de levantarse con cada nuevo día.
Por suerte para nosotros, estas situaciones en las que tantos y tantos nos encontramos a lo largo de los distintos períodos por los que pasa nuestra existencia, nos dejan una enseñanza de superación y de conocimiento de uno mismo. De alguna manera te hacen ver que pasada la tempestad por mucho que dure en el tiempo, uno sale a flote reforzado y con muchas más ganas para enfrentar lo que traiga con ello los nuevos aires que estemos dispuestos a respirar.
Dicen los sabios mayores, que la vida es una continua escuela donde nunca se dejará de aprender, tanto de las cosas buenas como de las malas e incluso de las regulares.

Mi post de hoy, se lo quiero dedicar a todo el mundo pero en especial a aquellas personas que por causas diferentes estén pasando malos momentos independientemente del índole de las mismas. Se que se puede salir adelante, se que las cosas se superan y se también que se sale adelante siempre y cuando uno no ceje en el empeño de hacer que cada día sea una nueva oportunidad de aprender y se tengan las ganas de superarse a uno mismo. No es tarea fácil, pero las cosas que se nos suelen tornar más difíciles son las que una vez superadas nos dejan una mayor sensación de satisfacción.

Cada vez estoy más convencida de que ver las cosas de una forma más positiva nos ayuda a caminar con un paso más firme todo ello claro está, dependiendo de la positividad con la que lo enfrentemos. Por desgracia la vida no es un camino de rosas, ni todo es maravilloso, pero por favor, no dejemos de ser de alguna manera niños y dejemos de creer en que también tenemos cosas maravillosas.

Estoy contenta y quiero que os llegue desde aquí a todas las partes desde donde me leáis un poco de esa felicidad y de esa fuerza.



Autor: Jabi Altaraz

Sonrío

Autor: Lady selva


La tranquilidad se queda junto a mi ya en muchas ocasiones. Voy paso a paso por un camino luminoso, que no tiene arbustos mustios o grisáceos, no hay nubarrones amenazantes en el cielo y mi paso es pausado pero firme, camino hacia adelante y eso es muy importante para mi.
Desde mi posición no puedo ver el final del camino y en mi interior deseo no verlo, pero tampoco veo neblinas, o sombras.
Nerviosismo, ilusión, temor, alegría, esperanza, positivismo... todas esas cosas las llevo guardadas para este nuevo viaje en un pequeño bolso azul de terciopelo. Me acompañan y hago uso de ellas dependiendo del momento, de la viviencia o de la situación.
Tengo ganas de creer, ganas de avanzar y de encontrar la serenidad y el bienestar infinito.
Parece que en muchas ocasiones las piezas del rompecabezas vuelven a tomar forma, con distintos papeles, distintas sensaciones pero con el mismo objetivo y la misma causa. Me gusta juntar los trozos, ir pegando poquito a poco las piezas y darle un sentido a su conjunto.
Creo que una parte de mi alma está poco a poco renaciendo, secando y volviendo a coger ese ritmo constante, esa seguridad y esa alegría. Por todo ello me siento agradecida y por fin puedo decir que después de una gran caída, siempre siempre te vuelves a levantar. Lleva su tiempo dependiendo del golpe y de tus fuerzas pero como yo nunca he sido una de esas personas que pierden la esperanza creo que he logrado ascender a poquito pero con paso firme.
Los recuerdos no tan lejanos, se vuelven muchas veces borrosos y tan solo te dejan sensaciones que ya no existen que ya no tienen cabida en tu vida.
Contenta y dejando que mi alma a su ritmo vuelva a sonreír.

Mirarte

Perderme en tus ojos, contemplar su color y buscar en ellos la serenidad que tantas veces sentí y que anhelo en muchos de mis días.

Mirarte a los ojos, aquellos ojos grandes, tan sumamente expresivos, que la tristeza los llenaba de brillo convertido por momentos en grandes ríos que caían por tus mejillas pero que nunca dejaban de brillar. Quedarme colgada de ellos, cuando eran vivos, alegres y llenos de luz y perderme en ellos. Nunca me cansaría de mirarte, me volvería invisible para viajar agarrada a tus pestañas, ver lo mismo que tu pudieras ver y ser partícipe de todos los instantes que tantas y tantas veces se nos escapan con lo cotidiano.


Me gustaría mirarte, me gustaría fundirme en ellos, no parpadear no perderme nada. Anhelo el color miel de tus ojos, el dulzor de tu mirada y la comprensión que desprendían.Bondad que te salía de los ojos, mirada felina alguna que otra vez y fuerte carácter plasmado en dos esferas con su incondible color.


¡¡ Hoy desearía mirarte por horas!! Me conformo con desearlo y refuerzo tu recuerdo recordando esas imágenes que siempre perduran en mi memoria.


Partes del alma



¿Alguna vez os imaginásteis que forma tendrá vuestra alma?¿se dividirá en pequeñas partes? o ¿Estará todo mezclado como en un gran baúl? Yo soy de las personas que piensan que el alma está formada por partes unas más grandes y por el contrario otras más pequeñas. De alguna manera toda la gente que ha pasado por tu vida a lo largo de los años suele estar en una parte de tu ser más profundo con mayor o menor tamaño. De ahí eso que muchas veces decíamos cuando éramos adolescentes en la mayoría de los casos y conocíamos a nuestro primera amor. Algunos tendrán la suerte de mantenerlo a su lado e incluso compartir su vida con ellos, pero la inmensa mayoría de las personas tenemos que admitir que no, que fue un amor verdadero, inmenso, loco... pero que se terminó y no pudo llegar a buen puerto. Pues decíamos eso de " Te doy mi corazón" o "Mi corazón es tuyo", en verdad es el amor el que habla no nosotros mismos, porque nunca podremos regalar, donar o prestar nuestro corazón. Podemos sentir que el trozo que esa persona especial ocupa es muy grande, dejando que las otras partes se dividan en trocitos más pequeños, simulando a una pieza hecha con cristales de murano pegados, brillantes y coloridos. No podremos decir que nuestra alma es suya porque está formada por muchas cosas, amigos, gente buena que nos ayudó en determinadas ocasiones, familia...


Con el paso de los años, te das cuenta que los buenos amigos del pasado, que por causas del destino, la vida y el rumbo de tus decisiones ahora se han convertido en conocidos, mantienen en tu alma un pequeño espacio, donde se recogen las vivencias compartidas, así como los antiguos amores, algunos tendrán el privilegio de mantener una pequeña parcelita en tu alma, otros quizás ni eso, tan solo dejan una huella en algún cristal, dejando ver que han pasado pero que no han sido merecedores de una parte de tu ser más profundo.


En mayor o menor medida, toda la gente con la que has compartido más o menos cosas, la gente que te ha apoyado cuando lo has pasado mal, cuando la vida te ha dado un revés, o la gente con la que has compartido algún logro reside en tu alma. Los compañeros del colegio forman la parte de la inocencia y el juego, los compañeros de instituto la parte alocada y juvenil. Algunos de ellos seguramente se hayan ganado una parte grande porque son amigos y dejaron hace mucho tiempo de ser compañeros de estudios. Toda la gente que te educó o que te inculcó creencias y nuevas formas de pensar, también han dejado su seña, luego los trozos más grandes son para la familia, los verdaderos amigos y la persona especial que te haga por momentos pensar que tu alma también es de ella.


Por suerte, yo tengo varios trozos grandes. GRANDES AMIGOS, que poseen trocitos de mi alma con su colorido escogido por cada uno, que nunca me han fallado y que merecen todo mi respeto y profundo afecto y la familia por supuesto un trozo inmenso y lleno de amor.

Nuestra alma es donde reside nuestra esencia, donde los recuerdos de la gente que te ha marcado o que ha significado algo en tu vida se recopilan. Donde las nuevas alegrías van formando cristales pequeños que luego irán creciendo, donde el amor por los tuyos tiene uno de los más grandes y mejores cristales y de un color profundo y precioso.


Quédate con lo bueno de cada persona que pasa por tu vida, intenta sacarle todo lo bueno que tenga y guarda su recuerdo si es bueno en tu alma si un día decide marcharse de tu vida y pasar de ocupar un hueco grande a otro más pequeño.

Mi ángel de la guarda

Casi todas las mañanas cuando el cielo aún está oscuro y el día todavía no ha hecho acto de presencia, contemplo la oscuridad del mismo y te imagino en algún lugar, residiendo en algún sitio muy lejano, inalcanzable para mi. No lo imagino con aspecto de cielo azul lleno de nubes blanquecinas emulando la típica escena que te imaginabas de pequeña cuando debido a las creencias te decían que todos tus seres queridos, cuando dejaban de estar vivos se iban al cielo con tu Dios. No, no se trata de eso, lo imagino como algo abstracto pero que hace que nosotras sigamos en conexión continua, haciendo que yo pueda comunicarte todos mis pensamientos, los miedos que me aturden o que pueda compartir contigo mis nuevas metas conseguidas, esperanzas, ilusiones y alegrías.

Cada día te hablo, lo hago de manera inconsciente y no quiero que la gente lo entienda porque está por encima de todo eso, por encima de la opinión de los demás. Es una conversación entre tú y yo, muda en la mayoría de las ocasiones aunque a veces, debido a mi desesperanza que suele pasar en el menor de los casos, emito mis palabras pensando que quizás de esa manera serán escuchadas por ti de mejor forma.


Manteniendo estos diálogos callados contigo, similares a las miradas que dicen tanto entre los enamorados, las miradas cómplices que se tienen entre las personas que se conocen a la perfección que saben lo que quieren decir sin necesidad de emitir ningún sonido, me dirijo casi a diario contigo. Quiero pensar que me acompañas siempre y que haces que mi camino vaya en el sentido que debe ir. Probablemente me equivoque cientos de veces, pero por alguna extraña razón como soy conocedora del amor que me profesabas y que era y es mutuo, pienso que de alguna manera marcas mi ritmo, mi senda.


Te necesito y como tal me he inventado esta genial forma de mantener el contacto contigo y se que estés donde estés aunque nada exista más allá de esta vida, yo te siento conmigo y siento que me ayudas, que tus fuerzas llegan hasta mi y me hacen enfrentarme a todas las cosas con más empeño y tesón.


Gracias infinitas por haberme cuidado tan bien en vida y por seguir guardando mi bienestar y mi felicidad después de traspasada la línea de la muerte.

El cuerpo físico desaparece pero el amor, los recuerdos y los sentimientos hacia una persona que ha sido tan importante en tu vida, nunca desaparecen.

Soy la persona que soy gracias a ti y tan solo espero que estés orgullosa de lo que has creado y dejado aquí.


¡¡ Te quiero y querré siempre !!






Autor: esther-moran

NOCHE

Autor: grijalba214


Dejo que la brisa golpee mi cara,
tan solo se oye el cantar de los grillos,
y la hierba no para de balancearse con la melodía.

El cielo está casi oscuro, descansando para un nuevo día.
Por momentos me gustaría guardar esos momentos,
sentarme a la orilla de una bonita playa,
donde el techo fuera un manto negro lleno de purpurinas,
las olas golpearan las rocas y mis pensamientos flotaran
hacia todas las direcciones posibles.

Olor a verano, a horas de tranquilidad sola o acompañada,
sin una tarea por hacer ni una preocupación ocupando mi cabeza,
se trata solo de respirar y disfrutar. Ser capaz de detener el tiempo
aunque solo sea en el interior.

Serenidad en la noche cálida,
brisa agradable que cubre mi cuerpo como sábana de ensoñación,
lucecitas que me acompañan en mis pensamientos.

Hoy escribo para ti




¿Cuántas cosas han pasado desde que nos conocimos?¿Tú las recuerdas? Mis primeras vivencias son siempre a tu lado y aunque no nos corra por las venas la misma sangre, es igual, porque lo sentimos como tal y a pesar de las cosas, de los malos momentos, de la distancia, de los cambios al crecer y al madurar... volvemos a un punto de partida que no es desde cero, sino que se trata de un punto y a parte donde se tienen presentes todas las cosas que se han vivido estando juntas que son muchas.
Empezamos a conocernos de enanas, apenas levantábamos un palmo del suelo, bueno tú un poquito menos que yo todo hay que decirlo, jajajaja... y enseguida encajamos como dos piezas de un puzzle. El tener familia en común hacía que nos viéramos en muchas ocasiones a lo largo de los años, pero incluso cuando nada hacía que tuviéramos que juntarnos, nos acordábamos una de la otra.

Recuerdo muchas cosas, los paseos por la playa cantando "Mecano", tus primeros san juan en mi casa, cuando te vestías de rockera con cazadora de cuero roja o negra y todos los chavales y chavalas del pueblo flipaban al verte pasar. Nuestras primeras fiestas en Muros, cantando chiquitita al mismo tiempo que la orquesta sentadas en los bancos de los coches de choque... La boda de tu tío en Galicia y dormir en la misma habitación mientras Efrén no tenía consuelo y no paraba de llorar en toda la noche..., las primeras salidas por Pravia los domingos, primeros xiringüelus... buff que buenos recuerdos.

Luego comenzamos a crecer, a descubrir la adolescendcia juntas, las primeras salidas a las fiestas donde nuestros padres en muchas ocasiones los cuatro nos acompañaban. Primeras borracheras, ligues, confidencias y resacas. Largas conversaciones telefónicas, para contarnos el día a día, los planes conjuntos para el fin de semana y todas aquellas cosas que por aquel entonces nos parecían importantes y siempre eran compartidas por ambas. Las llegadas a casa donde mi guela se convertía en la controladora jajajaja.


Todos tus amigos sabían quien era yo y todos lo míos quien eras tú. Eramos dos no una.
No se pueden enumerar las fiestas, momentos y recuerdos tan especiales que tenemos juntas pero lo más importante es que en esta vida lo que merece la pena siempre brilla, aunque haya tiempo que su luz pareciera estar apagada. Por eso nos mantenemos en contacto, por eso la amistad y el amor que nos tenemos nunca murió, nunca se fue.

Hoy te dedico uno de mis escritos, porque te lo mereces y porque te quiero.
Besotes nenita loca!!!

CUANDO YO TE DIGO ¡TE QUIERO!

Autor: Alfon...*



Cuando pronuncias esas dos palabras tan sinceras como son: ¡Te quiero!, de alguna manera le estás mostrando a la otra persona a la que se las diriges un pedacito de tu alma que ya le pertenece.


Digamos que para mi, el corazón se compone de muchos pedacitos formando parte de un enorme puzzle. Ahí se guardan pequeños instantes vividos con personas que te han marcado a lo largo de los años y que alomejor han dejado de estar presentes en tus vida diaria, pero que en un tiempo fueron muy importantes para ti.


Dentro de ese gran puzzle también están las parcelas destinadas a personas que a día de hoy despiertan en ti el cariño y la estima necesaria como para decirles las dos palabras mágicas y los cuales sabes nunca dejarán esa parcela de tu corazón vacía.


Mucha gente por verjuenza yo creo, por falta de valentía, timidez o no se porque razones, no demuestra lo que siente por otra persona, no agradece que le haya ayudado en un momento determinado de su vida, o no es capaz de decirle a esa persona lo importante que es en su vida.


Quizás a mi me educaron demasiado cercana a las emociones y a los sentimientos. Haciendome ver desde pequeñita, que lo normal era sentir y que si en algún momento de mi vida yo quería a alguien fuera capaz de decírselo. Eso demostraba valentía y valor por el cariño.


Estas dos palabras tan importantes, para muchas personas son su pequeño tesoro, lo tienen guardado en su interior rodeadas de enormes papeles cebolla de colores y candadas con cadenas pesadas. Solamente en algunas ocasiones las dejan escapar de sus labios, para de nuevo encerrarlas en su interior.


Yo, no hablo de decirlas de manera constante, haciendo que pierdan todo su sentido, pero sí de la necesidad de poder decirlas cuando realmente se sienten. Con ello haces que tu corazón se engrandezca y se fortalezca con las sonrisas de tus amigos, amores y seres queridos al recibirlas.


Hoy me siento todo corazón, un corazón alegre y lleno de amor para dar.

Lo que necesito

Autor: Ibane



Vapores con fragancia a otros mundos, el calor empapará el aire a respirar,un leve sonido se produce de forma constante, cada caída transparente hace que no cese de sonar.


Paz y silencio. Permanezco inmóvil haciendo que se mantenga en quietud, sin que se transforme en nada. Dejo que brote de ella el calor en forma de vapor que convierte el ambiente en niebla densa y calurosa.


Mi pie se acerca a la forma de metal desde la que emana cuando yo lo deseo.



Montañas color merengue, con dibujos de pequeñas pompitas decoran el estanque. Todo está cubierto de colinas que crecen y esconden trocitos de piel.



¡Qué maravilla! Permanecería inmersa durante mucho más tiempo pero mi piel ya avisa, se arruga sin marcha atrás debo salir de la ensoñación de un cálido y gustoso baño.



Autor: Seba Martínez


Peldaños y escaleras

Autor: Faby



Me veo en una escalera infinita, formada por tantos peldaños que mi vista no puede alcanzar el final de la misma. Una escalera que debo ir subiendo poquito a poco como todos. En apariencia es fuerte, formada por un muro grisáceo y sus bloques parecen tallados para darle un dibujo difuminado.



Al principio debido a mi tamaño e inocencia infantil, aquellos peldaños parecían durar mucho tiempo en mi memoria y apenas avanzaba en su ascenso uno a uno en largas temporadas. Recuerdo que los primeros de ellos estaban decorados con mariposas de colores, juguetes con los que divertirse y cuentos que siempre tenían un final feliz.



Una vez avanzas en el ascenso también cambia el paisaje, los cielos pueden tener aspecto azulado, gris oscuro, negro, amarillento, rojo fuego o naranja suave, nunca sabes que cielo te acompañará en cada escalón, en cada subida.



He subido escalones con el pasar de un tiempo que se escapa como arena en las manos, aunque también he descendido. De alguna manera es como el famoso juego de la oca, de repente estás en la casilla 45 y te vas a la 13. Nunca regresas a los primeros escalones mientras la mente te acompañe, pero si pasas muchas veces por los mismos, los subes, los bajas o simplemente permaneces en ellos.



Lo importante de todo esto, es mantener la estructura de tu escalera en perfecto estado y si por el contrario notas que alguna de las piedras que la forman se están cayendo o la cal las está desmoronando, deten tu subida e intenta reparar los desperfectos, cueste lo que cueste, empleando el tiempo necesario para que no haya la posibilidad de que se tambalee, de que pueda caerse abajo. En ocasiones notarás como bombas que vienen desde fuera atentan contra ella e intentarás protegerte y protegerla, aunque es inevitable que tu escalera se sienta afectada aunque sea levemente.



A veces, cuando ascendiendo me gusta mirar el cielo, que algún rayo de sol me de en la cara, esas son las mejores de las subidas. Cuida tu escalera y no dejes nunca de ascender.


Autor: Yotty

SUBIR




¿Cómo hacer para protegerte y no dañarte nunca más?... no tengo la respuesta ni la cura para cuando las cosas te afectan o te duelen. No todo tiene una simple explicación. A veces las cosas son muchos más complicadas y nos metemos en callejones sin salida, caminos que se convierten en eternos laberintos y que no nos dejan salir y tan solo nos pasamos el tiempo dando vueltas y más vueltas.



Las cosas difíciles están ahí para ser superadas y afrontadas. Una cuesta empinada formada por distintos tipos de terreno, desde el más resbaladizo con una capa de hielo transparente apenas imperceptible para ti, pero que el momento en el que lo pisas tan solo te hace caerte, tropezarte y retroceder al punto de partida, hasta las llanuras en las que se aprovecha el empuje para avanzar, coger fuerza e incluso darse el lujo de en muchas ocasiones correr. Hay pequeñas colinas que superar, aguaceros de los que protegerse y días soleados donde tan solo te apetece caminar sin cesar y alejarte de todo lo pasado.



En esta existencia que a veces me parece tan efímera, todos los días son una lucha constante para ser capaces de hacer las cosas de forma correcta, mostrar la verdadera naturaleza de lo que se lleva en el interior de uno mismo. Lo malo de esto es que, muchas veces las personas nos equivocamos y mostramos demasiado de nosotros mismos, arriesgándonos por completo a que el dolor nos alcance y dando en muchas ocasiones más de lo que deberíamos.



Con el paso de los años en muchas ocasiones te dirán eso de... con el tiempo aprenderás a protegerte, a no dejar que tu alma sea tan vulnerable ante los golpes, a veces lo dudo mucho. Creo en la esencia de la persona y pienso que cada uno nace con una forma de llevar a cabo las cosas, pero me queda una lección por aprender: dar solo lo necesario, ser capaz de esperar que siembren en mi para que luego yo pueda dar la cosecha. Muchas veces me olvido de eso y cuando voy a recoger yo mi cosecha me encuentro con que o bien la tierra donde he arado y trabajado se ha quedado seca y no tengo frutos o que la tierra en la que he plantado mis sentimientos no es la adecuada y no me aporta lo que tanto anhelaba.



A veces, viene bien recapacitar, sentarse y ser capaz de mirar las cosas desde la distancia. Mirando en el espejo, pero desdoblando tu propia imagen.
Nadie es perfecto, en ello reside la maravilla del ser humano, pero ojalá la bondad sea valorada de la forma que se merece y sea guardada como el tesoro que es.

Para el 19 de Junio de 2.011



(Este texto va adelantado en el tiempo, porque para la fecha en la que tenía que estar publicado no tendré acceso a internet asi que... ahí va mi pequeño y humilde homenaje para una de las personas más importantes de mi vida, que aunque no está conmigo fisícamente, no la pueda tocar, escuchar ni acariciar nunca me abandona.)





¡Hola guelita!, te escribo esta carta para saber como están las cosas por ese mundo en el que ahora resides, desde el que no te puedo ver, ni tener a mi lado. Ya ha pasado un año desde tu partida, aquel día de Junio en que mi mente no estaba para nada centrada en ti y por siempre me quedará ese sensación junto a mi, de no haber podido estar contigo como quisiera, pero en aquellos precisos momentos mi vida estaba patas arriba. Un vendaval había irrumpido haciendo tambalear mis cimientos y por aquellos días estaba recogiendo pedazos y pedazos de cosas que se habían roto debido al golpe.


Espero que nunca me lo tengas en cuenta pero la situación me superaba por completo y saber que te estaba perdiendo no podía ser asimilado por aquella alma que permanecía dentro de mi inerte, viendo pasar los días junto a ti, sin poder darte todo porque yo no tenía fuerzas ni tan siquiera para mi misma.


La última vez que te vi se me ha quedado grabada para el recuerdo y yo tan solo quería y deseaba que dejaras de sufrir ya, porque tu final cada vez se aproximaba más y no quería que nada te doliera más. Tu final me rompía por la mitad, me estaba destrozando pero el verte mal era mucho peor.


Te fuiste de nuestro lado, pero como me pasó años atrás con mamá, no has dejado de estar conmigo y te siento muchas veces y no sabes lo importante que es eso para mi.


Muchas veces converso contigo, te canto mis alegrías y también te lloro todas mis penas, mis heridas y después de hacerlo, siento que una paz me inunda, me llena un enorme sosiego que no soy capaz de explicar.


Cuando te pienso, me vienen imágenes muy tiernas de cuando compartíamos tantas cosas juntas. Recuerdo el brillo de tus ojos al mirarme y el amor tan inmeso que siempre me profesaste. Quiero que sepas que yo te quise en vida, pero creo que te estoy queriendo aún más después de que te hayas ido de mi lado.


Me quedo con tu forma de ser, con tu valentía y fuerza para enfrentar las cosas y eso abuela, sabes que muchas veces es lo que te pido, que me mandes un poco de tu fuerza esa que siempre tuviste para mi, cuando veo que no puedo con todo o cuando subestimo mis propias fuerzas.


¡Te echo tanto en falta!, pero se que estás donde deberías y que por lo menos estás descansando como siempre te mereciste. ¡Te amo abuela, nunca te olvidaré y espero que tú tampoco a mi!

Llegada a la meta

Caminas muchas veces sin tener ganas, como por inercia, porque en muchas ocasiones el mismo transitar de la vida te hace seguir arrastrando tus pies aunque a veces éstos no tengan fuerzas para levantarse y poder proseguir. A veces los pasos son ligeros e incluso acompasados y seguir en tu camino es una nueva oportunidad, un nuevo horizonte donde las cosas toman otro color y donde por fin te sientes bien contigo misma, sin reproches y donde el valor que te das es lo más gratificante y bueno que puedes tener.


Lo malo de este caminar continuo es cuando sin quererlo ni por un instante te pierdes y escoges sendas que no te llevan a ningún destino en concreto, que tan solo son transitadas durante tiempo con esfuerzo y dedicación continua pero que no tienen salida. Pasas tiempo encerrada en ese callejón sin salida del que quieres escapar a toda costa, pero la pared que forma parte del final está aún alta para saltarla y necesitas pasar tiempo ahí, esperando poder saltarla para abandonar el errado sendero escogido.


El momento de dejar ese sendero llega y a veces aunque duela se debe dejar atrás, porque tan solo te reporta dolor y no te da absolutamente nada.


He llegado a la meta y por fin puedo decir se acabó seguir parada en un sendero sin salida.


El valor de uno mismo reside en el interior y a veces no nos damos cuenta que no somos más fuertes por tener a nuestro lado gente que nos importe si no, que hay momentos en que las nubes se despejan de tu mente cuando te sientes en soledad y eres capaz de saber que tan solo queriéndote a ti mismo eres realmente feliz.


Ya estoy en campo abierto, por el momento camino sin ninguna dirección, en paz y serena con todo. Alomejor cuando menos me lo espere aparece una senda en este camino que me llame la atención, que tenga algo que me inquiete y decida tomarla, todo sin prisa y con calma.


De momento camino despacito y con cautela, dejando que mis pies se curen del todo y mis piernas vuelvan a tener fuerza.

Nunca me arrepiento de los senderos que escojo pero he de decir que si me lamento de haber escogido una senda que tan poco me ha aportado, ¡Cosas del caminante! ¡Qué se le va a hacer!, debes adentrarte en cada senda para saber como es su paisaje a que lugares te lleva o si realmente es la correcta para ti.


No sirve de nada caminar sin propósitos ni malgastar tus energías en algo que no tiene sentido y que no es para ti. Moraleja: ¡Valórate y quiérete a ti mismo/a porque así tan solo encontrarás tu felicidad! y aunque duela vale siempre más saber la verdad para poder ver las cosas como realmente son.





Autor: Rodrigo Vakovi



Mientras duermen




Mientras duermen, las calles se convierten en el lugar de recreo de los gatos. Todos ellos de distintos colores, recorren un muro medio en ruinas, saltan ágiles entre la maleza e investigan en busca de algún resto de comida humana que alguien les haya dejado como recompensa para poder alimentarse.



Mientras duermen, algunos todavía no lo hacen, recogen sus enseres, planifican el nuevo día y revolotean por la casa como si la noche no hubiera hecho acto de presencia, como si tan solo fuera un cambio de paisaje en su día, sin indicar que el trabajo debe cesar y que llega el tiempo del descanso.



Mientras duermen, se oye el repicar de las campanas de la iglesia y a lo lejos, las olas también recitan sus poemas e incluso emiten una leve melodía al romper con su llegada a la arena de la playa. Por un momento parece que el tiempo se detiene. Ninguna sombra se deja ver por las calles estrechas, tan solo se pueden escuchar el sonido de los grillos y los susurros que trae consigo la leve brisa de la primavera.



Una luz de una faro a lo lejos, indica que él no tiene descanso en esta noche ni en ninguna. Él no duerme, porque los marineros tampoco lo hacen cuando se acercan a tierra y su misión es avisarles, aguardarles que están cerca de la costa. Para ello, desplega su luz de forma constante con un baile continuo sin final.


Mientras duermen, ya no se escuchan cacharros, faenas realizándose ni televisiones ni música.

Es la hora en la que la noche toma protagonismo y un regalo para alguien como yo el poder disfrutar de su silencio profundo mientras me asomo a mi ventana.







Autor: De cat eats me



Como capas de cebolla

Autor: danka



Por fin todo ha llegado a reposar, tan solo algunas gotas salpican el estanque donde todo está nadando y donde me encuentro con mis más internos sentimientos, anhelos, deseos, recuerdos, imágenes... Todo lo que me forma como mujer.


Quietud y serenidad, ahora la noto durante más tiempo y por momentos me siento muy feliz por lograr la paz y ser capaz de avanzar sin dolores y completamente sanada.



Nos formamos de experiencias de todo tipo, muchas alegres otras regulares y algunas malas, pero puedo decir que lo que no te mata te hace más fuerte y que de todas las cosas se sacan vivencias positivas y se aprende a vivir a revivir las cosas y verlo todo en colores diferentes. Nunca es todo negro ni tampoco blanco. Nos adaptamos a los colores intermedios o las sensaciones medio alegres medio tristes, simples, cotidianas pero llenas de paz y reflexión.



Me imagino que para alguien mucho mayor que yo, con muchos más años vividos pensará que me quedan muchos años y experiencias que vivir para considerar tener ya una capa en mi alma como la de la cebolla. Claro que en la existencia de uno mismo se coleccionan numerosos momentos que hacen enriquecerte y que de alguna manera, se van uniendo como una capa que te envuelve, y eso pasa desde que nacemos formado parte de nuestra existencia.


Una experiencia tras otra, una buena, luego viene otra regular, otra buena, una mala, otra mala... y así sucesivamente.



Un aprendizaje continuo, porque cada día descubrimos nuevas cosas, nos sorprenden con algo diferente y si nos ocurriera que eso no nos sucediera algo raro estaría pasando algo nos estaría diciendo que ya no estamos viviendo como debería ser. También tropezamos y caemos repitiendo errores o comentiendo nuevos que traerán consigo una lección que aprender para hacer que crezcas y avances.



Hoy, mi alma con alguna que otra capa se siente serena y alegre. Ha logrado encontrar muchos momentos su paz y con ello una nueva seguridad.

Fecha de caducidad para el amor

Hoy me he planteado las relaciones duraderas, aquellas que veo en la distancia pero que espero o confío en que no estén en peligro de extinción. Relaciones que se enriquecen con los años, en las cuales dejan de sentirse las primeras llamaradas del enamoramiento, el deseo intenso y continuo por tener a la persona amada a tu lado, pero que por el contrario, van formando una base consolidada donde el amor se transforma pero no desaparece.



Y en estos casos vienen a mi mente no las parejas de pocos años que pueden tener una crisis pasajera y prefieren tirarlo todo por la borda por puro egoísmo de ambas partes. Si no aquellas parejas que llevan muchos años a sus espaldas, esa imagen del matrimonio de padres o abuelos que siguen manteniendo ese cariño el uno por el otro, que no se ven con otra persona. No porque tengan miedo a lo que se le puede venir por dejar a su pareja y mantenerse en soledad, sino aquellas personas que eligen permanecer junto a su pareja porque se conocen, saben lo que a la otra persona le afecta, le pone de mal humor, admiran sus virtudes y aunque saben que a veces se hace difícil, que muchas veces preferirías no tener que discutir, que compartir o que ceder sabe que es lo mejor que le ha pasado en la vida. Y, que si estuvieran separados de la persona a la cual han elegido para ser su compañera en la senda de la vida, perderían la otra mitad, ya nada tendría la misma luz ni una mirada sin apenas abrir la boca significaría tanto.



He oído muchas veces que parejas aguantan aún sin quererse por seguir manteniendo a la familia unida, por los hijos que tienen para que sigan teniendo al padre y a la madre juntos y no tengan que de alguna manera dividirse. Por un lado claro que plantearte una ruptura de la pareja con hijos de por medio, es mucho más duro, complicado... y la decisión requiere de más temple, pero... al final ¿esos hijos no se darán cuenta de que sus padres ya no se quieren? Al cabo del tiempo, como pasa en muchos casos, ¿ambas partes de la pareja buscarán fuera de la relación lo que no tienen dentro de ella?. ¿El respeto a la familia pasa por anular la vida de las partes que la forman? Y luego pasado el tiempo cuando esos hijos crezcan y se independicen ¿qué será de la vida de esa pareja?¿Mantenerse como dos amigos que no tienen nada en común, cuyas conversaciones versen sobre lo cotidiano, las noticias, el tiempo y los encuentros familiares hipócritas y absurdos?



Si pensamos en esa máxima que muchos entre los que me incluyo abanderamos de "Solo se vive una vez" o "Estamos aquí de paso"... ¿no sería lógico si se está dispuesto a compartir tu vida con alguien intentar por todos los medios que funcione? Mantener los pies en la tierra sabiendo que el amor no es de color de rosa, que habrá temporadas muy duras donde se deberá luchar, siempre y cuando el interés por mantener a flote esa relación venga de ambas partes y ¿si una vez se ha intentado buscar la felicidad con esa persona, luchar por mantener día a día ese amor cuidando que nada lo lastime y que siga creciendo en solidez, nada es lo mismo? Cuando ya no sientas ese amor por la otra persona y una profunda tristeza embargue todos tus amaneceres y el conformismo no tenga cabida... ¿No es hora de que te des cuenta de que debes abandonar la lucha? ¿Y de esa manera buscar la felicidad en otro sitio, con otra persona? Que ante todo estamos aquí para ser felices y no mostrar una actitud conformista porque la vida es corta y debemos vivirla de la mejor manera posible.



Pensando en estas cosas quizás mi visión sea de una idealizadora del amor. Quizás sea ajena a la realidad, pero si realmente lo real es que la gente está con sus parejas por estar, donde no son fieles y el único nexo de unión son los hijos fruto supuestamente del amor que algún día sintieron, por favor, dejadme seguir viviendo en mi nube de gominola con mis ensoñaciones que ya tendré tiempo de sobra para despertar.







Autor: Jfabra

Conmigo



Converso contigo, te cuento a veces todos mis temores, mis deseos cuando veo que no los alcanzo cuando creo que necesito tu ayuda.

Abuso de tu bondad y te hablo continuamente. No se hacer otra cosa y me doy cuenta de que lo hago cada vez más, cada día un poquito más.


Hace tiempo, pensaba que con el paso de los meses y los años podría llegar a olvidarte, ¡ Cómo pude llegar a pensar esa tontería!. Cada vez te recuerdo más, te tengo más presente y noto que me acompañas en las cosas diarias, en mis quebraderos de cabeza, cuando me caigo y como tu fuerza me ayuda a levantarme. Quizás habrá gente que no me crea, pero te noto a mi alrededor como si estuvieras junto a mi y no sabes lo que te necesito y lo que deseo que nunca nunca dejes de protegerme.


A veces me imagino que me das un abrazo caluroso, que me rodeas con tus brazos y me quedo prendada a ese calor durante unos instantes. Tan solo son sensaciones que para muchos seres serán difíciles de percibir pero que yo percibo con claridad.


Te amo con todo mi corazón mamá y se que siempre permanecerás a mi lado y velarás por todos mis sueños.


Aún sin estar a mi lado fisicamente nunca podré agradecerte todo lo que hiciste, haces y harás por mi. Mi única moneda para pagarte es el profundo amor que te tengo, creo que con eso estará saldada mi deuda ¿verdad?


Nunca te olvido, siempre estás en mis pensamientos.

Yo me amo

¿A veces os ha pasado que parece que os veis inferiores a otras personas? A mi es algo que no me ha pasado mucho pero sí que se me ha pasado por la cabeza. Es lo típico de ¿que tiene esa que yo no tenga?, ¿por qué te hace reír cuando yo pensé que te hacía gracia el humor inteligente? Pero es un gran error. Y por suerte, siempre he visto las cosas con la realidad oportuna para nunca creer que nadie es mejor ni peor que yo, simplemente los seres humanos son distintos, y todas aquellas cosas que considero son buenas en mi personalidad, las potenciaré al máximo y sin querer como algo innato desprenderé de mi algo especial, que alguien con un poco de sensibilidad sea capaz de ver y valorar.

De nada sirve fijarse en lo que opine una u otra persona que no sea capaz de quererte por lo que eres realmente y te quiera por encima de todos tus defectos que son muchos, pero haga que las numerosas virtudes que tengas sean más fuertes.

Lema para hoy: Quiérete con todo tu alma, sin que por ello sea más altiva, ni una creída integral. Ante todo la humildad hace que las personas sea especiales y tengan alrededor de ellas algo muy especial y único.

¡ Vivan las personas buenas ! Aquellas que actúan sin maldad, esperando que alguien bueno las encuentre y les haga partícipes de su vida. Creo que la gente buena está un poco en extinción, así desde Corazón Ausente apoyo la bondad y a la gente que la aprecia, no aquella que tan solo se fija en el envoltorio cargado de purpurinas, brillantes y fascinación.

¡Me encanta ser como soy!, hoy desde hace mucho tiempo me he dado cuenta de lo importante que es ser tu más fiel aliado. Encantada de lo que tengo, de lo que he sembrado de todo lo que recojo, con errores, caídas y dolores.



Odio los días nublados




¿A vosotros también os pasa que cuando se suceden varios días en los que el cielo está grisáceo y oscuro os ponéis más tristes, más quisquillosos y parece que os falten las fuerzas?
A mi me pasa. No me gustan los días nublados, nunca me han gustado y supongo que habrá mucha gente como yo a la que los días así, con ese cielo oscuro y que no deja ver nada de ese azul que tanto caracteriza a los días despejados les afecte. Bueno, aunque también hay mucha gente a la que le gustan los días de lluvia. A mi a veces sí, pero cuando se prolongan en el tiempo, como suele pasar aquí en el norte llega a cansar mucho.

Leyendo sobre el tema, dicen que lo que nos afecta a las personas es la falta de luz. No es que nos pongamos más contentos con el sol, si no que de alguna manera la luz que irradia nos da más energía, y yo cuando me levanto por las mañanas y el cielo está dibujado con tonos naranjas veo el día de otra manera con más optimismo.

Existen estudios que relacionan la cantidad de luz solar con los niveles de una sustancia cerebral (serotonina), y en ese sentido si hay una baja exposición a la luz solar, provocaría una disminución de esa sustancia y aparecerían trastornos del humor. De ahí que muchas veces a las personas nos cueste llevar a cabo la jornada de trabajo o tengamos menos ganas de hacer cosas los días que están nublados.

Ya estamos casi a mitad del mes de Mayo y necesitamos sol, así que desde Corazón Ausente deseamos que llegue ya el sol y se quede por unos meses con nosotros.

¡¡Sol, solito, caliéntame un poquito, hoy y mañana y toda la semana!! (no hay como las canciones infantiles para recordar las cosas más básicas)

Buscando un príncipe Azul ...



¿Idealizamos el amor?...


Habrá mujeres que ante el amor mantengan diferentes posturas. Las más independientes, se enamorarán con menor frecuencia y no buscarán el amor de su vida, si no un compañero de camino que sea práctico y no le den demasiados quebraderos de cabeza. Por el contrario aquellas mujeres más sensibles, y porque no decirlo más dependientes buscarán aquel hombre perfecto que las colme de atenciones y detalles.


Mucho tiene que ver en esta visión del amor, según mi parecer la influencia que tuvieron en nosotras aquellos cuentos infantiles que madres y abuelas nos relataban apoyadas en una esquina de nuestra cama para acompañar nuestros sueños. Cuentos cuya ficción venía cargada de príncipes azules, que siempre rescataban a la princesa, eran ideales, guapos, galantes y se morían de amor por la princesa.


Después de los cuentos de la infancia vinieron las películas románticas, aquellas en las que la pareja se conoce fortuitamente, se enamoran, se lían, luego se separan pero al final se vuelven a reencontrar y viven felices para siempre, haciendo que en muchos casos la telespectadora se sienta embriagada por un perfume de amor intenso e irreal dejando tras su aroma una insatisfacción producto de la comparación de la ficción con la realidad diaria.


¿Nos pasamos la vida buscando el príncipe azul de nuestros sueños?¿Algunas mujeres somos unas soñadoras? Pues amigas, creo que sí. Soñamos y anhelamos a nuestra pareja perfecta. Aquella que nos mire y sepa lo que estamos pensando en cada momento. Que tan solo tenga ojos para nosotras y las tentaciones no hagan que caiga en la infidelidad, nos trate como princesas y nos recuerde cada día cuanto nos ama.


¿Nos hacemos daño pensando así?¿Es malo soñar con poder encontrarlo? Pues no se que decir ante estas preguntas. Es malo engañarse y con los años y las experiencias te das cuenta de que la realidad diaria del amor no se parece en nada a lo que pasa en las relaciones amorosas de los films, ni tiene que ver con el amor eterno de "fueron felices y comieron perdices" de los cuentos infantiles. Pero, es bonito pensar que hay alguien en alguna parte que te está esperando, que tiene ganas de compartir su vida con alguien como tú, que le de las cosas que tú estás dispuesta a dar sin esperar nada a cambio y que necesita una persona como tú para compartir momentos felices e únicos.


Muchas mujeres que quizás lean esto pensarán que es loco creer en el amor para siempre, en la media naranja, en alguien ideal para ti, que encaje a la perfección con otra persona, que el amor dura poco y que tener fé ciega en un amor perfecto es un engaño, pero en el fondo creo que todos tanto hombres como mujeres buscamos al compañero ideal. Algunos necesitamos más ingredientes o menos en nuestro compañero, pero cada uno buscamos la pieza que encaje lo mejor posible con el puzzle de nuestra vida.


Aquellas que crean en su príncipe, ya sea azul, verde o morado, no perdáis la esperanza igual lo encontráis. Recordar que son hombres no príncipes y si laváis sus vestimentas pueden desteñir, así que comprar toallitas que atrapen el color. :-D





Autor: Michelangelo Rossato

Recuerdo para vuestro día


Tu imagen eterna, viene a mi mente todos los días en cada despertar,quizás hoy se haga el día un poco más difícil, pero no he sentido tristeza.

Hoy día marcado en el calendario para todas las madres, es también el día previo a mi nacimiento.

Otro cumpleaños difícil de celebrar sin tenerte de forma física aunque siempre de manera espiritual.

Nunca me siento sola porque hay algo dentro de mi que hace que note tu presencia a mi lado, tu protección infinita y tus buenos deseos.

Me acuerdo tanto de ti... de vosotras porque hoy, también recuerdo a la abuela que fue otra madre para mi,la persona a la cual se le llenaba la boca hablando de mi y a la que amé y amo con todo mi corazón.

Estas humildes palabras van a viajar desde este rinconcito de la tierra, hacia donde os halléis donde estéis que se que será siempre rodeadas de buenos deseos y paz inmensa.

Os adoro a las dos y os llevo siempre en mi mochila diaria.

Besos cargados de amor para mi madre y mi abuela, ¡¡¡hoy 01/05/11 día de la madre!!!

YA NO ...

Mi alma, cubierta de alguna que otra tirita, betadine de paciencia y algún que otro sangrado hace tiempo que siente de manera distinta. Sus latidos a veces confusos, erróneos y potentes han hecho un alto en el camino y han cambiado su repetir constante por una melodía pausada y ténue.


Está en un momento de quietud, de esparcimiento y de serenidad. Hay días que esta calma se ve interrumpida por acontecimientos, encuentros o cambios propios de la cotidaneidad pero eso también es bueno, de ello también se crea un aprendizaje que con el tiempo formará poso y se guardará para futuras batallas.

A veces y cada vez más repetido en el tiempo, esa parte tan nuestra alojada en un lado del pecho, baja de esa nube que se llama sentimientos y ve la contundente realidad.

Se puede sentir con una gran capacidad, sentir menos, más, de una manera loca, con mesura, y cuando se ama de verdad, y esta misma parte de nuestro ser ha dejado de ser nuestra por completo, formando parte de otro ser, el tiempo gran sabio y necesario en un camino empedrado de recuperación, tiene un arduo trabajo para que vuelva a ti, se acople de nuevo a tu ser y deje de emanar tantos sentimientos.

Se consigue de eso no tengo la menor duda, pero es doloroso, complicado y lento, muy lento.

Por ello, cuando el motor de nuestro sentir vuelve poco a poco a su estado normal, ve la realidad es en ese mismo instante cuando se da cuenta de que aunque quede algo de aquello, aunque no haya llegado a completar su viaje de regreso a su habitat, sería imposible volver a regresar de donde viene, volver a sentir de la misma manera. Por ello entiendo en mayor medida eso de querer pero no poder. Eso pasa por varias razones, para que ya no sientes de la misma forma, porque ya no hay la ilusión inmensa de antes y porque en el fondo se sabe que nada podría volver a ser como antaño.

Tan solo queda por delante un nuevo horizonte, no por ello menos iluminado tan solo es distinto.
Hora de sacar de la mochila del viaje, ropa que no necesito, imágenes que guardar en una caja que permanezca bien cerrada durante largo tiempo y dejar que las costumbres a veces recordadas pasen a ser olvidadas por completo.












Autor: intentoserfeliz

Piedras en el camino

Camino día a día, unas veces a pasitos pequeños y otrospor el contrario mis pasos se convierten en grandes zancadas que hacen que en el camino viaje rápido y las semanas se pasen como un suspiro.

No quiero avanzar dejando tras de mi, un polvo amarillento sin que se dibujen en la calzada mis suelas, quiero que todo se pase con moderación, que todo ocupe el tiempo necesario, para no tener que mirar nunca atrás, para no volver a revivir cosas que debo olvidar, que necesito olvidar.

En ocasiones, por causas ajenas, provocadas por una misma, o porque el destino hace que así sea, se vuelve la vista atrás y muchas veces se vuelven a recorrer los mismos trazados, con su oscuridad como paisaje, con una vegetación oscura y grisácea.

Me canso cuando esto ocurre, cuando tengo que volver atrás, aunque sea un par de etapas, no me gusta, no creo que me lo merezca y tengo que ser consciente de lo que realmente me conviene a mi misma, protegerme de las tempestades y ser capaz de ver venir el aguacero y ocultarme en algún lugar que me cobije.

Nunca me escondo y por ello es que me afectan tanto las cosas, mi cara es el reflejo de mi ser, de como llevo el día a día y de como me van las cosas. No quiero cambiar, pero debo aprender a ocultarme algo a mi misma, para que no me hagan daño las cosas que ya sé, las heridas que se que tengo y me empeño en curar y para que nada ni nadie haga que mis pasos se paren, que mi vida se torne gris o pálida. Todos los días intentaré llevarlo a la práctica, aprender a amarme creo que ese es el nombre de esta etapa que estoy pasando ahora mismo, se que lo voy a conseguir aunque reconozco que por momentos me cuesta más de lo que creía.

No falta fuerza en mi e incluso en días en los que me siento cansada o abartida, siempre veo el color de las cosas, el camino despejado y la luz y calor del sol.




Autor: Marcos GP

Deseo

Pasiones inmensas, olor a salitre y ruído del mar con sus olas rompiendo en la arena. Pieles tostadas por el sol, suaves y que desprenden olor a cremas veraniegas. Tumbarse a ver las estrellas, sintiendo una leve brisa con olor a algas y a conchas marinas. Mirar a alguien a los ojos, sin decir nada, tan solo dejando la mirada fija, tranquila y profunda. Un vestido de tirantes blanco con florecitas rosas en su parte inferior, una toalla inmensa reposa en la arena templada porque el sol ha dejado de darle su calor, ha desaparecido ya hace unas horas. Dos personas tumbadas en la oscuridad de una playa perdida, rodeada de rocas y dunas, con un único objetivo amarse sin cesar, sin importar el mañana tan solo disfrutando de sus cuerpos jóvenes y llenos de vitalidad. Amores de verano, vividos de manera intensa, con velocidad, sin respiro y con intensidad. Historias de amor que marcan la vida, que llenan la experiencia que dejan un sabor a vainilla en el paladar y sonrisa en la boca.

Para papá 29/03/2.011


Hoy mi post va dedicado a mi padre porque es su cumpleaños.

Desde aquí mi homenaje para una persona que siempre ha sido importante para mi y de la que he heredado muchas cosas.

Es característico de él su buen humor, una sonrisa permanente sobre todo cuando está rodeado de amigos y buena gente. Mal humor por las mañanas cuando suena el despertador y tenemos que ir a las labores diarias, por el contrario en el tiempo de ocio no le importa que suene el despertador siempre que sea para hacer algún tipo de deporte.

Bromista como nadie, niño por ocasiones y sensible a raudales, así es él.

El hombre que hizo que mi madre se sintiera amada todos los días y sé que él en el fondo de su alma, nunca podrá amar a nadie como la amó a ella. Amar de distinta manera claro que sí, pero volver a sentir ese amor que tanta lucha llevo consigo y tantos obstáculos tuvo que vencer no creo se vuelva a repetir.


Hoy le cae un añito más, y éste apenas se le nota. Seguirá relacionándose con los más jóvenes, sin parar de hacer actividades, pura actvidad y juventud eterna.
Una buena persona y un gran padre.

¡¡¡MUCHAS FELICIDADES PAPÁ!!!

Felicidades


Día con una mezcla de alegría y tristeza al mismo tiempo, los recuerdos aunque intentan no salir de esa caja decorada con flores,hoy, han salido y ello hace que me encuentre rara.


No es triste la palabra, es rara, con una mezcla de sensaciones que hace, que este día sea distinto, marcado por imágenes de antes, donde todo parecía en orden. Un orden que me gustaba pero que ahora ya no me gusta, ya no lo deseo ya no lo quiero.


Te quiero a ti en mi vida, compartiendo mis cosas, pero se que la distancia que nos separa por causa del destino no hace posible eso. Sabemos de nuestras vidas muchas veces por terceras personas, pero siempre estamos pendiente la una de la otra. Alegrándonos por los logros conseguidos, y sufriendo cuando no todo va como debería ser.

Te echo de menos y es inevitable que mi corazón guarde un sitio privilegiado y protegido para ti, porque has sido muy importante para mi y porque eres una persona maravillosa que siempre me ha brindado todo su apoyo y más cuando los hechos que acaecían en mi vida eran crueles y terribles.

Te tengo en mi mente en muchas ocasiones y te recuerdo con gran dulzura. Siento que te he perdido aunque no del todo, porque lo que no he perdido es el amor que te tengo aunque nuestra situación haya cambiado.

Destino injusto que separa a personas que no deberían separarse, pero que la vida con sus caprichos hace que se distancien. Por suerte los sentimientos hacen que se sientan cerca aunque físicamente no sea de este modo.


Una felicitación cargada de emoción para una persona muy importante.

Espero puedas leerlo o te lo hagan llegar.


Besos enormes desde "Corazón Ausente"

Autor: A little bit of Chaos

Comentarios

Animaros a comentar en alguna de las entradas de mi blog, me gustaría saber la opinión que os merecen mis textos y me encantaría saber si os gustan.

Por favor, vamos a hacer entre todos este blog un poco más dinámico... me ayudais¿?

Gracias

DENTRO DE MI

Esencia de mi existir, motivo de respiración, melodía de mi día a día, porque a veces ¿me causas tanto dolor?
Tomas el camino que se te antoja, te pierdes muchas veces e incluso eres muy terco. Intento llevarte por otros senderos y no atiendes a razones. Eres fiel a tu estado, feliz cuando nada te perturba y tu ritmo es metódico, sin obstáculos. Por el contrario, cuando estás mal, triste, melancólico, abatido, decepcionado... te vuelves caballo de carreras, galopas sin sentido dentro de mi, y me regalas punzadas fuertes y dolorosas, quieres lanzar un grito desolado para que entienda que no estás bien.
A veces me haces más difícil cada despertar y no te culpo, tus motivos tendrás aunque yo a veces no te comprenda y maldiga lo que me cuentas, los susurros que me lanzas cuando quieres que sepa algo que te destroza entero.
Eres sincero, aunque ves muchas veces lo que quieres ver y me envuelves en ensoñaciones que nadie tiene que ver con la dura realidad, pero también es uno de tus papeles, dejar que emanan de ti los mejores propósitos, la bondad eterna.
En muchas ocasiones me gustaría sacarte de mí durante un rato, dejar que tu movimiento permanente descanse, cese y se relaje, pero no es posible.
Eres listo, porque sabes lo que pasa en cada momento, aunque intente engañar, disimular o disfrazar tu estado, siempre encuentras la manera de que tu verdad salga a la luz y nunca se oculte.
Intento muchas veces acompasar nuestros pasos, que no nos peleemos y que trabajemos juntos para un bien común, pero en ocasiones no lo consigo. Lo cierto es que al final casi siempre me ganas la batalla, me dejo vencer por tu compás y tan solo puedo dejar que me llenes con tus pensamientos.
Al fin y al cabo estoy inmensamente marcada por tu sonido y sentir, aunque a veces no sea lo que desee.
Juntos por siempre, unidos internamente, íntimamente sin división posible, todo uno.

Autor: Lauriten

El Horizonte

Autor: Rafalbt
Finales de un abril de hace años. Hace poco que acaba de amanecer, lo noto porque los primeros rayos del sol, se cuelan por los agujeros de la persiana que no cierra del todo. Parecen pequeñas ventanas hacia el cielo que hoy se ha portado y está azul como nunca.

Me levanto de la cama y me dirijo a la ventana, para abrirla y hacer que el aire fresco inunde mi habitación completamente desordenada, el orden dentro del caos infinito. Cojo una de las mantas enrolladas en las sábanas que me taparon esta noche y dieron cobijo a mis sueños y me siento cerca de la ventana para poder respirar ese aire plagado de olor a flores y salitre.

Al poco rato una taza humeante esta sujeta entre mis manos, haciendo que ese momento sea inolvidable, en mi cara está reflejado el sol matutino y mi estómago agradece esa leche manchada que tanto me gusta. Por un instante todo se detiene, no hay ruído, ni prisas, ni preocupaciones, allí estoy sola pero al mismo tiempo llena por completo. Conversando con mi mente pero sin mediar palabra, la mejor de las comunicaciones es sin duda la que una mantiene con tu yo más interno.

Observo desde mi casa el mar, que hoy está tranquilo, apenas hace ruído está en calma y su color se difumina en el horizonte y justo en este momento recuerdo la primera vez que pregunté a mi madre que era esa línea que se ve a lo lejos del mar... ¿Eso es el final del mar mamá?, ¿Ahí es donde se acaba? amablemente me lo intentó explicar, "El mar es inmenso, muy muy grande", su explicación no acalló mi curiosidad y en alguna ocasión soñé en volar hacia allí, ver donde acaba el mar porque yo estaba segura de que tendría que tener un final.


FELIZ SAN VALENTÍN Y EN SU DEFECTO FELIZ SAN SOLTERÍN

Autor: Olivia Bee

Amar sin medida, sin fecha de caducidad, eso es lo maravilloso, lo que se siente por el amor verdadero, sin dobleces, sin rasguños. Con complicaciones y con altibajos, pero así es el AMOR de verdad el que perdura.Algo difícil de encontrar, que te hace privilegiado cuando lo tienes y terriblemente desgraciado cuando se va. Algo que cuidar con madurez y mimar con esmero.


TRISTE ANIVERSARIO

Norae Lewoski
11/02/2.011


Buenos Días:

Como hace algún tipo te escribo una carta, aunque nuestras conversaciones casi diarias te tienen al corriente de todas las novedades tanto gratificantes como tristes de mi vida, pero hoy es un día para recordar quizás un poquito más de lo que estoy acostumbrada.

Quiero que sepas, aunque estoy segura que tienes plena certeza de ello, que no te olvido y que tu imagen me acompaña, ya no en pensamiento, sino en mi misma. Muchas de tus facetas, manías, gustos o incluso formas de ver las cosas forman parte de mi. Ya había reflexionado de esto hace un tiempo, pero he notado que cuanto más tiempo hace que tu tren partió de aquí, más me impregno de tus cosas, de tus lecciones.

Decirte que te echo mucho de menos ¡¡¡como no!!! sería de idiotas no hacerlo y que en estos últimos tiempos he necesitado tanto tu apoyo que si tan solo me dieran la oportunidad de volver a abrazarte me quedaría para siempre enganchada a ti. ¡¡ Cómo me gustaría volver a mantener contigo una conversación, tan solo escucharte!! Porque tengo la seguridad de que me acompañas, de que estás conmigo en todo momento y ves como yo, todo lo que ocurre aquí abajo.

Aunque hoy es un día triste, intento sacarle una mini sonrisa a esta mañana tan fría como el día que tu viaje lejos de nosotros comenzó.

Muchas veces te imagino en otra parte formando parte de un mundo paralelo, sin saber muy bien como será, pero te imagino con los abuelos, y siempre con una sonrisa en el rostro e intentando que un ambiente de fiesta lo envuelva todo.

Por favor, cuida mucho a la abuela como ya lo hiciste en vida, sabes que también la quiero con todo mi ser.

Bueno, me voy despidiendo, estate tranquila, a veces me sorprendo de lo fuerte que me siento y todo es gracias a tu recuerdo el que cuando decaigo me hace levantarme. Te fuiste de mi lado, pero tu energía permanece conmigo por siempre.

Te quiero y eso nunca cambiará pero es que... ¡¡ Cómo no te voy a querer!! siendo una persona tan llena de bondad y ternura.

Cuidate mucho mamá y sigue descansando en las más profundas de las paces.



Tu hija Johanna


Autor: cechita

VISTA LEJANA

Autor: Enrque Costa

Muchas veces echo la vista atrás y parece que han pasado millones de años. No recuerdo muchos de los detalles de antaño, sin embargo por el contrario hay imágenes que te marcan de alguna manera y por más que lo intentas no desaparecen. Permanecen en la oscuridad para salir en el peor momento, para doblegarte en la batalla diaria, haciendo que duela.

El ser humano, siempre queriendo controlarlo todo, siendo impaciente, imperfecto en las vivencias, queriendo correr a toda la velocidad para evitar el sufrimiento. Ese dolor que te hace enriquecerte y que también cuando estás a mitad de camino, entre lo hondo del pozo y la claridad de la salida, te da fuerzas y de alguna manera satisfacción por lo superado por lo que has alcanzado.

Caminando con paso firme, sin bajar la mirada, con humildad, sin nada que ocultar simplemente dejándote ser tú mism@.

A mi me pasa que me autoexigo de una forma cruel, pretendo avanzar cuando mi camino está rodeado de ruinas y repleto de bombas aun por estallar, sin embargo no cejo en mi empeño, hasta que como me ha pasado en muchas ocasiones, una de esas bombas escondidas salta por los aires y es la única manera que tengo de darme cuenta de todo, de ser capaz de tomar aliento, ponerme a ello con pasito lento y simplemente dejar que el tiempo reconstruya todo.

Muchas veces lo consigo, pero otras veces no soy capaz y retrocedo unos pasitos, para luego continuar mi camino.