El Horizonte

Autor: Rafalbt
Finales de un abril de hace años. Hace poco que acaba de amanecer, lo noto porque los primeros rayos del sol, se cuelan por los agujeros de la persiana que no cierra del todo. Parecen pequeñas ventanas hacia el cielo que hoy se ha portado y está azul como nunca.

Me levanto de la cama y me dirijo a la ventana, para abrirla y hacer que el aire fresco inunde mi habitación completamente desordenada, el orden dentro del caos infinito. Cojo una de las mantas enrolladas en las sábanas que me taparon esta noche y dieron cobijo a mis sueños y me siento cerca de la ventana para poder respirar ese aire plagado de olor a flores y salitre.

Al poco rato una taza humeante esta sujeta entre mis manos, haciendo que ese momento sea inolvidable, en mi cara está reflejado el sol matutino y mi estómago agradece esa leche manchada que tanto me gusta. Por un instante todo se detiene, no hay ruído, ni prisas, ni preocupaciones, allí estoy sola pero al mismo tiempo llena por completo. Conversando con mi mente pero sin mediar palabra, la mejor de las comunicaciones es sin duda la que una mantiene con tu yo más interno.

Observo desde mi casa el mar, que hoy está tranquilo, apenas hace ruído está en calma y su color se difumina en el horizonte y justo en este momento recuerdo la primera vez que pregunté a mi madre que era esa línea que se ve a lo lejos del mar... ¿Eso es el final del mar mamá?, ¿Ahí es donde se acaba? amablemente me lo intentó explicar, "El mar es inmenso, muy muy grande", su explicación no acalló mi curiosidad y en alguna ocasión soñé en volar hacia allí, ver donde acaba el mar porque yo estaba segura de que tendría que tener un final.


No hay comentarios: