Deseo

Pasiones inmensas, olor a salitre y ruído del mar con sus olas rompiendo en la arena. Pieles tostadas por el sol, suaves y que desprenden olor a cremas veraniegas. Tumbarse a ver las estrellas, sintiendo una leve brisa con olor a algas y a conchas marinas. Mirar a alguien a los ojos, sin decir nada, tan solo dejando la mirada fija, tranquila y profunda. Un vestido de tirantes blanco con florecitas rosas en su parte inferior, una toalla inmensa reposa en la arena templada porque el sol ha dejado de darle su calor, ha desaparecido ya hace unas horas. Dos personas tumbadas en la oscuridad de una playa perdida, rodeada de rocas y dunas, con un único objetivo amarse sin cesar, sin importar el mañana tan solo disfrutando de sus cuerpos jóvenes y llenos de vitalidad. Amores de verano, vividos de manera intensa, con velocidad, sin respiro y con intensidad. Historias de amor que marcan la vida, que llenan la experiencia que dejan un sabor a vainilla en el paladar y sonrisa en la boca.

1 comentario:

alma dijo...

Intensidades...