YA NO ...

Mi alma, cubierta de alguna que otra tirita, betadine de paciencia y algún que otro sangrado hace tiempo que siente de manera distinta. Sus latidos a veces confusos, erróneos y potentes han hecho un alto en el camino y han cambiado su repetir constante por una melodía pausada y ténue.


Está en un momento de quietud, de esparcimiento y de serenidad. Hay días que esta calma se ve interrumpida por acontecimientos, encuentros o cambios propios de la cotidaneidad pero eso también es bueno, de ello también se crea un aprendizaje que con el tiempo formará poso y se guardará para futuras batallas.

A veces y cada vez más repetido en el tiempo, esa parte tan nuestra alojada en un lado del pecho, baja de esa nube que se llama sentimientos y ve la contundente realidad.

Se puede sentir con una gran capacidad, sentir menos, más, de una manera loca, con mesura, y cuando se ama de verdad, y esta misma parte de nuestro ser ha dejado de ser nuestra por completo, formando parte de otro ser, el tiempo gran sabio y necesario en un camino empedrado de recuperación, tiene un arduo trabajo para que vuelva a ti, se acople de nuevo a tu ser y deje de emanar tantos sentimientos.

Se consigue de eso no tengo la menor duda, pero es doloroso, complicado y lento, muy lento.

Por ello, cuando el motor de nuestro sentir vuelve poco a poco a su estado normal, ve la realidad es en ese mismo instante cuando se da cuenta de que aunque quede algo de aquello, aunque no haya llegado a completar su viaje de regreso a su habitat, sería imposible volver a regresar de donde viene, volver a sentir de la misma manera. Por ello entiendo en mayor medida eso de querer pero no poder. Eso pasa por varias razones, para que ya no sientes de la misma forma, porque ya no hay la ilusión inmensa de antes y porque en el fondo se sabe que nada podría volver a ser como antaño.

Tan solo queda por delante un nuevo horizonte, no por ello menos iluminado tan solo es distinto.
Hora de sacar de la mochila del viaje, ropa que no necesito, imágenes que guardar en una caja que permanezca bien cerrada durante largo tiempo y dejar que las costumbres a veces recordadas pasen a ser olvidadas por completo.












Autor: intentoserfeliz

No hay comentarios: