Peldaños y escaleras

Autor: Faby



Me veo en una escalera infinita, formada por tantos peldaños que mi vista no puede alcanzar el final de la misma. Una escalera que debo ir subiendo poquito a poco como todos. En apariencia es fuerte, formada por un muro grisáceo y sus bloques parecen tallados para darle un dibujo difuminado.



Al principio debido a mi tamaño e inocencia infantil, aquellos peldaños parecían durar mucho tiempo en mi memoria y apenas avanzaba en su ascenso uno a uno en largas temporadas. Recuerdo que los primeros de ellos estaban decorados con mariposas de colores, juguetes con los que divertirse y cuentos que siempre tenían un final feliz.



Una vez avanzas en el ascenso también cambia el paisaje, los cielos pueden tener aspecto azulado, gris oscuro, negro, amarillento, rojo fuego o naranja suave, nunca sabes que cielo te acompañará en cada escalón, en cada subida.



He subido escalones con el pasar de un tiempo que se escapa como arena en las manos, aunque también he descendido. De alguna manera es como el famoso juego de la oca, de repente estás en la casilla 45 y te vas a la 13. Nunca regresas a los primeros escalones mientras la mente te acompañe, pero si pasas muchas veces por los mismos, los subes, los bajas o simplemente permaneces en ellos.



Lo importante de todo esto, es mantener la estructura de tu escalera en perfecto estado y si por el contrario notas que alguna de las piedras que la forman se están cayendo o la cal las está desmoronando, deten tu subida e intenta reparar los desperfectos, cueste lo que cueste, empleando el tiempo necesario para que no haya la posibilidad de que se tambalee, de que pueda caerse abajo. En ocasiones notarás como bombas que vienen desde fuera atentan contra ella e intentarás protegerte y protegerla, aunque es inevitable que tu escalera se sienta afectada aunque sea levemente.



A veces, cuando ascendiendo me gusta mirar el cielo, que algún rayo de sol me de en la cara, esas son las mejores de las subidas. Cuida tu escalera y no dejes nunca de ascender.


Autor: Yotty

2 comentarios:

Lucía Fernández González dijo...

Como siempre...muy bueno!!!! Enhorabuena por mantener esa escalera firme.

Yotty dijo...

Muchas gracias Lucía todos debemos mantener la escalera firme y cuando la notemos floja, parar y apretarla.