Hoy escribo para ti




¿Cuántas cosas han pasado desde que nos conocimos?¿Tú las recuerdas? Mis primeras vivencias son siempre a tu lado y aunque no nos corra por las venas la misma sangre, es igual, porque lo sentimos como tal y a pesar de las cosas, de los malos momentos, de la distancia, de los cambios al crecer y al madurar... volvemos a un punto de partida que no es desde cero, sino que se trata de un punto y a parte donde se tienen presentes todas las cosas que se han vivido estando juntas que son muchas.
Empezamos a conocernos de enanas, apenas levantábamos un palmo del suelo, bueno tú un poquito menos que yo todo hay que decirlo, jajajaja... y enseguida encajamos como dos piezas de un puzzle. El tener familia en común hacía que nos viéramos en muchas ocasiones a lo largo de los años, pero incluso cuando nada hacía que tuviéramos que juntarnos, nos acordábamos una de la otra.

Recuerdo muchas cosas, los paseos por la playa cantando "Mecano", tus primeros san juan en mi casa, cuando te vestías de rockera con cazadora de cuero roja o negra y todos los chavales y chavalas del pueblo flipaban al verte pasar. Nuestras primeras fiestas en Muros, cantando chiquitita al mismo tiempo que la orquesta sentadas en los bancos de los coches de choque... La boda de tu tío en Galicia y dormir en la misma habitación mientras Efrén no tenía consuelo y no paraba de llorar en toda la noche..., las primeras salidas por Pravia los domingos, primeros xiringüelus... buff que buenos recuerdos.

Luego comenzamos a crecer, a descubrir la adolescendcia juntas, las primeras salidas a las fiestas donde nuestros padres en muchas ocasiones los cuatro nos acompañaban. Primeras borracheras, ligues, confidencias y resacas. Largas conversaciones telefónicas, para contarnos el día a día, los planes conjuntos para el fin de semana y todas aquellas cosas que por aquel entonces nos parecían importantes y siempre eran compartidas por ambas. Las llegadas a casa donde mi guela se convertía en la controladora jajajaja.


Todos tus amigos sabían quien era yo y todos lo míos quien eras tú. Eramos dos no una.
No se pueden enumerar las fiestas, momentos y recuerdos tan especiales que tenemos juntas pero lo más importante es que en esta vida lo que merece la pena siempre brilla, aunque haya tiempo que su luz pareciera estar apagada. Por eso nos mantenemos en contacto, por eso la amistad y el amor que nos tenemos nunca murió, nunca se fue.

Hoy te dedico uno de mis escritos, porque te lo mereces y porque te quiero.
Besotes nenita loca!!!

No hay comentarios: