ARRIBA

¿Por que a veces nos ponemos por encima esa tela de negatividad cuando las cosas no salen como esperamos o cuando las decepciones o los malos momentos hacen mella en nuestra existencia? Es una reacción lógica por nuestra parte ver todo a nuestro alrededor oscuro, esas sensaciones pueden llegar a durar por meses e incluso años y en muchas ocasiones pensamos que nuestro camino se ha detenido, que hemos perdido nuestra brújula y deambulamos sin rumbo y sin tener en mente una meta fija. Nos intentamos adpatar a las circunstancias a veces sin éxito cayendo una y otra vez al barro pero repetidamente nos levantamos sin importarnos en la mayoría de los casos lo sucios que estemos. Sabemos que la vida nos empujará a seguir adelante y ser capaces de levantarse con cada nuevo día.
Por suerte para nosotros, estas situaciones en las que tantos y tantos nos encontramos a lo largo de los distintos períodos por los que pasa nuestra existencia, nos dejan una enseñanza de superación y de conocimiento de uno mismo. De alguna manera te hacen ver que pasada la tempestad por mucho que dure en el tiempo, uno sale a flote reforzado y con muchas más ganas para enfrentar lo que traiga con ello los nuevos aires que estemos dispuestos a respirar.
Dicen los sabios mayores, que la vida es una continua escuela donde nunca se dejará de aprender, tanto de las cosas buenas como de las malas e incluso de las regulares.

Mi post de hoy, se lo quiero dedicar a todo el mundo pero en especial a aquellas personas que por causas diferentes estén pasando malos momentos independientemente del índole de las mismas. Se que se puede salir adelante, se que las cosas se superan y se también que se sale adelante siempre y cuando uno no ceje en el empeño de hacer que cada día sea una nueva oportunidad de aprender y se tengan las ganas de superarse a uno mismo. No es tarea fácil, pero las cosas que se nos suelen tornar más difíciles son las que una vez superadas nos dejan una mayor sensación de satisfacción.

Cada vez estoy más convencida de que ver las cosas de una forma más positiva nos ayuda a caminar con un paso más firme todo ello claro está, dependiendo de la positividad con la que lo enfrentemos. Por desgracia la vida no es un camino de rosas, ni todo es maravilloso, pero por favor, no dejemos de ser de alguna manera niños y dejemos de creer en que también tenemos cosas maravillosas.

Estoy contenta y quiero que os llegue desde aquí a todas las partes desde donde me leáis un poco de esa felicidad y de esa fuerza.



Autor: Jabi Altaraz

No hay comentarios: