Mirarte

Perderme en tus ojos, contemplar su color y buscar en ellos la serenidad que tantas veces sentí y que anhelo en muchos de mis días.

Mirarte a los ojos, aquellos ojos grandes, tan sumamente expresivos, que la tristeza los llenaba de brillo convertido por momentos en grandes ríos que caían por tus mejillas pero que nunca dejaban de brillar. Quedarme colgada de ellos, cuando eran vivos, alegres y llenos de luz y perderme en ellos. Nunca me cansaría de mirarte, me volvería invisible para viajar agarrada a tus pestañas, ver lo mismo que tu pudieras ver y ser partícipe de todos los instantes que tantas y tantas veces se nos escapan con lo cotidiano.


Me gustaría mirarte, me gustaría fundirme en ellos, no parpadear no perderme nada. Anhelo el color miel de tus ojos, el dulzor de tu mirada y la comprensión que desprendían.Bondad que te salía de los ojos, mirada felina alguna que otra vez y fuerte carácter plasmado en dos esferas con su incondible color.


¡¡ Hoy desearía mirarte por horas!! Me conformo con desearlo y refuerzo tu recuerdo recordando esas imágenes que siempre perduran en mi memoria.


No hay comentarios: