Gracias a ti


El día ha amanecido soleado. A el sol parece que le costaba quitarse las legañas y desperezarse y un poco de rocío hizo que las primeras horas fueran algo heladas, propias de una primavera que parece empieza a mostrar sus trazos. 
Hoy tenía la obligación pero ante todo el deseo de escribirte para poder darte las gracias por todo.
He formado parte de tu ser desde hace mucho tiempo, pero creo que nuestra convivencia fue bonita cargada de buenos deseos y cuidados. Yo por lo menos, no tengo malos recuerdos de mis andanzas en tu tripa moviendo sin parar mis estremidades para darte a entender que sí, que algo crecía en tu interior.
Como cualquier hija agradezco todo lo que me has dado y todo lo que en la medida de tus posibilidades me has podido ofrecer. Sobre todo lo que no se consigue con el dinero y todo aquello que no viene ligado a lo material.
En un día tan especial como este, en el día feliz que vivo también hay una parcela reservada a ti. Aquella persona como tantas otras que donan parte de su ser para albergar el fruto del amor más deseado y más preciado como es un hijo. Con todo lo que conlleva y con el miedo de la inexperiencia ante la educación y sus cuidados.
Siempre te estaré agradecida, porque me diste la vida, porque gracias a ti, hoy puedo decir que es mi cumpleaños y porque aunque ya no estés, siento que estás presente y me llena de alegría el alma saber que desde muy lejano quizás me puedas llegar a ver.
Intento seguir mis convicciones y no tropezarme tantas veces en las mismas piedras. Ya sabes que a veces, me vuelvo demasiado torpe y tropiezo una y otra vez, pero... ¡Es inevitable! Como inevitable era recordarte, mentarte y determe un momento entre tanta felicitación y alegría para darte LAS GRACIAS, por tenerme cuidarme y conseguir que sea la mujer que soy hoy en día.
Ya sabes que mi gratitud será eterna, como eterno será nuestro amor.
TE QUIERO
02/05/81.........  02/05/12


No hay comentarios: