Como dos estrellas

El silencio hace que te recuerde más. Si estuvieras aquí no habría ese silencio, las horas estarían plagadas de comentarios, conversaciones y muchos gestos de cariño.
¿Por qué cada minuto que pasa te echo más de menos? Lo unico que me consuela es el amor que te tengo y creo me lo vas devolviendo en aquellos días o momentos en los que no me quiero poner triste, no quiero recordarte con amargura y una fuerza me invade haciendo que mis labios formen un arco y dibujen una sonrisa en mi rostro.
Hoy transeúntes por las calles a una hora temprana me han hecho visualizar flash backs de la adolescencia junto a ti. Todos ellos iban apurados hacia un sitio de recreo, todos se iban de excursión y recordé todos los viajes a los que te iba a buscar, la ilusión ante los regalos que me traías y la gran alegría al abrazarte nada más pudieras poner los pies en el asfalto después de descender del autobús.
Esta semana te he recordado más si cabe que cualquier semana cotidiana. He visto un anuncio en la televisión, donde una voz dulce le decía a su nieta que no se esmerara mucho en hacerle la comida ante su visita y se despide con un "te quiero mucho cariño" y te recordé con esa dulzura, recordé tus ojos vivos y brillantes mirándome con admiración y anhelé tus manos pequeñas y gorditas apoyadas en las mías.
A veces, no soy consciente de lo duro que es que las dos estrellas más importantes de mi vida, ya no estén a mi lado. Me dedico a ver la parte realista de las cosas, a seguir caminando y no mirar demasiado atrás para no echarle sal a mis heridas y poder sobrellevar un dolor profundo que nunca va a cesar. Pero cuando mi límite se ve casi completado, cojo este lienzo en blanco, esta pared de cal y dibujo en palabras mis más duros pensamientos, mis anhelos más profundos y de esta manera comparto con vosotras dos todo el amor que me quedó por daros y todo lo que os necesito.

Esta es mi forma de recordaros de una manera más intensa, muchas veces sin hablar de vosotras en días y procurando recordar los momentos más divertidos y felices a vuestro lado.¡¡ Os echo tanto de menos!! que a veces mi corazón se convierte en un nudo en la garganta y lloro con lo más sutil y delicado que me encuentre por el camino.
Solo deseo seguir recibiendo de vosotras la fuerza que parece tengo pero que no veo como tal. Saber que os amo más estando sin vosotras y que nunca, nunca os olvidaré, ni dejaré que nadie lo haga.
Si algún día planto una semilla de mi ser en este mundo, que espero sea así, los agasajaré con frases vuestras, historias donde seáis las protagonistas para que de esta manera tengan una imagen ficticia vuestra ya que debido al triste destino no podrán tenerla físicamente.

Os quiero muchísimo mis dos estrellas brillantes. No dejéis de brillar nunca y seguir guiando mis pasos hasta que yo me convierta también en estrella.


No hay comentarios: