La voz dormida

Solo se escucha el silencio cuando estás a solas.A veces no te atreves ni siquiera a soltar un hilo de voz.
Permanece el silencio y prefieres no emitir sonido porque de nuevo volverán los gritos.
Paralizada, enmudecida, dolorida y descarnada por dentro.
Cada día odias el amanecer, prefieres la oscuridad de la noche para no recordar que estás viva porque en muchas ocasiones preferirías estar muerta. Dejar de sentir dolor y dejar de oírle, porque el sueño se apodera de su cuerpo. El pozo de oscuridad en el que habitas es lúgubre, no hay espacio para las distracciones ni para los colores.Mucho menos para las palabras o para las sonrisas. ¡Hace tanto tiempo que no sonríes de verdad! ya no recuerdas como se hace. Para los demás sonríes pero es una careta fijada en tu rostro, no desprende alegría sino que enmascara la mayor de las tristezas.
A veces, cuando tienes momentos de lucidez y valentía te imaginas volando, escapando de ahí y recuperando poco a poco aquello que muchos llamaban "felicidad", pero... dura pocos instantes. De repente un temblor continuo recorre tus muslos hasta las puntas de los dedos de tus pies helados, dejaron de sentir calor hace meses, el sudor frío invade las palmas de tus manos y tus ojos se mueven en un compás acelerado con temor a lo que pueda acontecer.
A veces piensas como alguien que dice amar, solo sabe demostrar ese sentimiento con palabras de posesión, golpeando tu cuerpo pero más aún destrozando tu alma con zarpazos continuos.
Las noches en vela sin mover un solo ápice de tu cuerpo son diarias y la alegría ha pasado a ser una utópica palabra para ti, casi desterrada de tu diccionario.
No sabes como has llegado a tener una convivencia así, como no puedes encontrar la salida y como aunque lo intentas no puedes batir el miedo, porque es tan fuerte que de alguna manera consideras que tu vida, esa "perra vida" que llevas es una vida digna.
Solamante con valor, tesón, constancia y ayuda podrás salir de ese pozo de amargura.
Un día después de tiempo entrenando todos esos ingredientes tomarás la determinación de decir "BASTA" y correr con lo poco que puedas y huir de esta etapa de tu vida que has mal vivido.
Las cosas que se logran fácilmente tienen escaso valor, por ello no te diré que será fácil y que no tendrás que poner todos los medios de los que dispongas como escudos protegiendo tu vida, contra el mounstruo que una vez te dijo te quiero y que después de la primera bofetada, lloraba y te decía perdóname.
El corazón del ser amado está formado por pequeños pétalos, como si de una flor se tratara. Con las muestras de cariño, comprensión, ayuda, comunicación, fidelidad, complicidad, amistad, amor, pasión... y todo aquello que conforma tu pareja esos pétalos se van fortaleciendo y creciendo. Si se riegan las almas diariamente, nunca podrecen, no mueren crecen como enredaderas y te envuelven el cuerpo.
Con el primer golpe, se van arrancando pétalos de tu alma, y las ofensas e insultos hacen que la flor que es el alma se vaya marchitando y quedando seca. El cuerpo lleno de morados y los ojos cansados de echar lagrimas es tu aspecto físico y tu alma deja de vivir, tan solo sobrevive si es posible y se convierte casi en inerte.
Coge la fuerza y lánzate a la calle, rompe con esa vida. Solo de esta manera volverás a vivir, no lo has hecho durante este tiempo es la salida de ese laberinto en el que estás encerrada. 
Ha llegado la hora de dejar de ser la voz dormida, de poder ir poco a poco avanzando y curando las heridas, sobre todo las internas.
Tus sueños recordaran las pesadillas que has vivido y tendrás que apoyarte en aquellas personas que te puedan ayudar y que te puedan relatar que ellas también han pasado por algo parecido.
Un día no muy lejano, cuando te levantes al amanecer podrás mirar al cielo sin ganas de estar en él. Notarás el calor del sol en la cara y podrás por fin sonreír de verdad y decir "Buenos Días" sin tener la voz entrecortada.

(Texto en honor a todas aquellas personas que han sido maltratadas)




No hay comentarios: