Mi amor

Escribo para aquel que aunque me vea baja, mala, fea... me dice cada día lo guapa que soy para él. Aquel que me despierta una sonrisa cuando no tengo ganas de sonreír y que hace que mi alma bote de alegría con cada pequeño detalle que viene de su parte.
Me repito todos los días que la afortuna ha tocado mi puerta y que espero que no se vaya de mi lado nunca para poder seguir viendo tu cara cada día y que nuestro amor no se extingue. Cambiará con el paso del tiempo pero dentro de mi siento que he llegado a mi hogar contigo. Te veo en cada cosa que hago y mi pensamiento solo tiene un nombre y es el tuyo.
Enriqueces cada momento vivido con la inquietud que todo te despierta viviendo cada experiencia como si fuera la primera vez.
No abandones tu sonrisa nunca porque cuando mis labios no quieren esbozar una sonrisa tú haces que eso cambie y se junten a los tuyos emitiendo las carcajadas de nuestro amor.
Eres el complemento de mi dieta, la pieza que encaja justo en el hueco del amante, del amigo y de la persona fiel y buena que necesitaba en mi vida.
Yo por mi parte intento mostrarte mi alma cada día un poco más y creo que me conoces más bien que muchas personas que me conocen de años. Y es que es fácil que me robes el alma como lo has hecho cuando en tus ojos tan solo se dislumbra verdad y cuando tus manos solo me transmiten cariño y pasión.
Acabando el año no podía dejar de escribirte y de darte las gracias por estar como estás a mi lado, sin excepción, formando parte de la misma tripulación y haciendo que nuestro barco no solo flote sino que navegue con un destino común y con todas sus reservas intactas.
Te quiero, no tanto como tú quizás un poquito más.

Ojalá

Los colores y luces embellecen las calles que tiempo atrás estaban desiertas de atrezo. Siguen siendo las mismas calles pero vestidas de fiesta, unas fiestas que en muchos casos se esperan entrañables y llenas de amor y seguridad. Como cada fin de año te escribo para comentarte como ha sido mi caminar estos trescientos sesenta y tantos días... Bueno que decirte que ya no sepas por todas las veces que lanzo al viento mis pensamientos y mis reflexiones intentando que sean escuchadas, aún sin tener la certeza de que sea posible.
Un año plagado de cosas de todo tipo, unas buenas y otras no tan buenas, sucesivas subidas, bajadas, paradas, carreras repentinas... ya sabes el trajín tipico de nosotros los humanos, acostumbrados cada vez más a las prisas, a darle importancia a lo que no la tiene y cargando sobre nuestras espaldas pensamientos frustantes y negativos, que hacen que a veces nos vengamos a bajo quizás sin muchos motivos importantes para ello.
Yo por mi parte sigo lidiando con todo, intentando llegar a todas partes aunque a veces parezca no llegar a tiempo, ya sabes corriendo sin descanso para ver que todo está lo más en orden posible. Pero como no, a veces me canso y me detengo en el camino sin saber por cuánto estaré ahí parada. Parece, que me he acostumbrado a dejar que las cosas fluyan un poco más, no tener que medir el tiempo e intentar que mi cuadrícula se vuelva un poco más redonda, no sé... Ya sabes que las personas no cambiamos en exceso tan solo nos adaptamos a las circunstancias.
Lo que no ha cambiado es tu ausencia. Esa sensación fría que se clava como un puñal dentro de mi alma y que cada año hace que sienta más tu falta, y anhele poder hablarte y comentarte las cosas buenas que estoy viviendo, mis miedos ante las decisiones importantes o poder salir de compras como hacen muchas de las personas que conozco con sus madres.
¡Te fuiste demasiado pronto! ¡Me dejaste aquí sin ti tan rápido!
Aunque parece lejano el día de tu viaje me haces mucha falta y aunque el dolor de tu ausencia ya no duele como si me estuvieran arrancando el alma por dentro, te sigo necesitando mucho cada día.
Creo que nunca dejaré de sentir esa necesidad de tenerte a mi lado y aunque yo te hable daría lo que fuera por poder volver a verte y recibir ese abrazo que nunca más podré sentir.
Desde aquí solo deseo estar haciendo las cosas bien, intentar pensar que me recomendarías cuando las dudas me asalten  en mis decisiones y saber que siempre podré contar con tu amor.
Se acaba un año más que espero termine bien sin novedades y espero que el 2.013 no sea malo para mi ni los míos. Sabes bien que el "13" siempre nos ha traído suerte a ti, a papá y a mi y tan solo espero que siga siendo así  y que el año que en nada  que empezará traiga cosas buenas. ¿Me ayudarás a conseguirlo? Seguro que sí y que velaras porque todo sea bueno.
Te quiero mucho mamá y nunca te olvidaré, porque el amor de una madre es imposible de olvidar.




Fotografías con amor

No hay mejor cosa que alguien te llame para que les hagas unas fotos a ella y su pareja porque están viviendo una de las mejores épocas de sus vidas, porque se quieren y porque fruto de ese amor dentro de pocos meses va a nacer una niña que seguro será preciosa y la princesa de la casa.
Bueno pues, me puse manos a la obra sin mucha idea más que lo que pude investigar en internet y con las ideas que intenté plasmar en las instantáneas. No han quedado tan mal considerando que no tenemos estudio ni medios de iluminación en condiciones. Lo que ocurre con estas fotos que hacen que sean tan bellas no es otra que el amor que se profesa en las mismas, con una mezcla de ilusión y de alegría os dejo estas fotos para que espero os pueda llegar todo el amor que yo sentí al hacerlas y para que el día de mañana Laura, Pablo y la protagonista Celia tengan un recuerdo antes de su llegada a este mundo.
¡¡Felices Fiestas amigos!!






AMIGOS

El hombro en el que te apoyas, 
miradas que hacen que el allma sea reconocida, 
consejos y opiniones que valoras,
recuerdos que tu corazón no olvida.

El paso del tiempo enmudece las cosas, 
pero cuando te veo a mi lado,
parece que tan solo han pasado horas,
soy rica al tenerte porque nada ha cambiado.

Con el día a día y madurando con los años,
procuro estar atenta a tus reclamos,
mas si algún día no me escuchas,
sílvame y acudiré a tu lado.

Que nadie rompa tus sueños, 
que nada lastime tu alma,
y si algo o alguien lo hace,
dame pistas para saberlo
y ayudarte a repararla.

No es más amigo al que más ves,
no es menos amigo con el que menos hablas,
la amistad se mide en los peores momentos,
cuando necesitas estar arropada,
si ellos están contigo y no se mueven de tu lado, 
entonces sabrás que la amistad ha perdurado.

La amistad dicen que se debe de ganar,
yo, en muchas ocasiones peco sin parar,
y abro el corazón sin distinción,
eso hace que a veces la decepción te visite,
pero te consuelas con lo que viviste.

Yo, no soy ni mejor ni peor que tú,
tan solo me limito a caminar,
y estaría encantada que conmigo
sigas queriendo estar.


 

MÁXIMA 194

OBSERVA PARA DETENERTE EN LA SONRISA DE LA GENTE


MÁXIMA 192

VIAJA A TU INTERIOR MÁS A MENUDO, DESCUBRIRÁS TU PARAÍSO


MÁXIMA 191

LA DECPECIÓN DURA EL MISMO TIEMPO QUE EL AMOR VERDADERO


MÁXIMA 190

NO CIERRES LA PUERTA A NADA, ACÉRCATE A LA MIRILLA


MÁXIMA 189

APRENDER A VIVIR SIEMPRE ES UNA ASIGNATURA PENDIENTE



MÁXIMA 188

NO TE ODIO POR TU ERROR, TE IGNORO POR TU DESINTERÉS


MÁXIMA 187

DESPUÉS DE UN DESENGAÑO INTENTA SOPLAR FUERTE AL VIENTO PARA QUE TODOS LOS MIEDOS SE VAYAN


MÁXIMA 185

PUEDES INTENTAR ENGAÑAR A LOS DEMÁS, INCLUSO A TI MISMO, PERO TU ALMA ACABARÁ DICIENDO LA VERDAD