Tu regalo

Mañana no veré tus ojos despiertos,
no me refugiare entre tus brazos,
tendré que pensar como eran tus besos,
para mantener ese dulce recuerdo en mi mente.

La añoranza seguirá vistiendo las mismas telas y los mismos colores,
la mirada a mi pasado seguirá siendo igual de cruda,
y mi amor seguirá igual de fortalecido.

Pero, también habrá cabida para los buenos momentos,
el eco de las risas en la cocina, las épocas de riñas continuas
y para en definitiva, detenerme en la vida,
para recordarte con la sonrisa en la cara y con la fuerza en el cuerpo.

Tu regalo como siempre esta compuesto por dos cosas.
Flores alegres reposadas en tu lecho y palabras de amor lanzadas al aire.
Las delicadas flores bellas y fértiles, se tornarán en feas y secas, pero,
mis mensajes dirigidos a ti, volarán como pétalos de dientes de león,
correrán revoltosas en torbellinos de aire, desapareciendo a mi alrededor,
en busca de una meta, de un destino.
Llegara ti, que sepas que te quiero, te seguiré necesitando siempre y que
nunca te olvido.

¡Feliz día mamá!






No hay comentarios: